5 may. 2016

Familias desplazadas de Banavil responsabilizan a autoridades ejidales de su comunidad por su integridad física

 


San Cristóbal de Las Casas, Chiapas
4 de mayo de 2016.

A las Juntas del Buen Gobierno E.Z.LN
Al congreso Nacional Indígena
A la Sexta Declaración de la Selva Lacandona
A los Centros de Derechos Humanos Honestos e Independientes
Al Movimiento Por la Paz con Justicia y Dignidad
A red Contra la Represión
A la sociedad Civil Nacional e Internacional
A las y  a los Colectivos Internacionales
A los Medios Libres e independientes
Al pueblo creyente en Chiapas.

Denunciamos a las autoridades priistas de Banavil y al señor Alonso Gusmán López, él estuvo encarcelado por homicidio y recluido en Centro Estatal de Reinserción Social de Sentenciados (CERSS) durante ocho meses y el juez penal lo dejó en libertad porque según dijeron no tiene delito que perseguir pero él es uno de los responsables de la desaparición forzada de nuestro padre Alonso López Luna, disfrutando su libertad sin justicia, diciendo en el video que fue grabado el 26 de abril de 2016 y publicado por el Diario Independiente, donde señaló que no permitirán el retorno de nuestras familias en Banavil donde está nuestras casas. Y donde responsabilizan a nuestras familias y al Centro de Derechos Fray Bartolomé de Las Casas que hemos amenazado a la comunidad de Banavil de regresar a matar a las personas, estas palabras no son reales cuando hemos retornado de manera provisional nunca llegamos a amenazar a ellos porque sólo fuimos a trabajar nuestros terrenos y también las organizaciones no han amenazado a la comunidad porque sólo nos acompañan en nuestras luchas y exigiendo justicia, verdad y retorno.



Lo que dijeron las autoridades de Banavil y Alonso Gusmán nos pone en riesgo nuestras vidas y la intregridad fisica de nuestras familias desplazadas, la mayoría niñas y niños, si ellos son las que actuaron el cuatro de diciembre del 2011 desapareciendo a nuestro padre Alonso e hiriendo a Lorenzo López Girón por dos impactos de armas de fuego.

A cuatro años y cinco meses nuevamente expresamos la desaparición forzada de nuestro padre Alonso López Luna, el pasado 4 de diciembre de 2011, y nuestro desplazamiento forzado. 

 

Recordamos que el Estado Mexicano no ha hecho nada, ni investigación necesaria para esclarecer la desaparición forzada. Exigimos al Estado Mexicano y tanto como a las priistas de paraje Banavil, que nos los tienen que presentar con vida a nuestro padre Alonso, ellos saben dónde lo tienen. Ya que Alonso Gusmán López, Alonso López Ramirez, Pedro Méndez López, Agustín Méndez Luna y entre 7 personas más son los responsables de la desaparición forzada de nuestro padre Alonso López Luna que aún se encuentra desaparecido.

No vamos a descansar de exigir Justicia, mientras el Gobernador Manuel Velasco Coello y el Estado Méxicano no de cumplimiento cabal del orden de aprehensión en contra de las 10 personas priistas responsables de la desaparición forzada de Alonso. La desaparición forzada de nuestro padre Alonso no puede quedar impune.


Aunque como pasa el tiempo a 4 años y 5 meses sin verlo, sin saber de él, de Alonso, su ausencia nos ha dejado un vacío enorme que poco a poco hemos venido llenando con la esperanza de encontrar algún día a nuestro padre Alonso. Aunque la búsqueda de la Verdad y la Justicia no ha sido fácil, ha sido un camino difícil. Por que en su gobierno del Manuel Velasco Coello ha estado sordo y ciego y no ha tenido voluntad de resolver ni investigar el paradero de nuestro padre Alonso, ni castigar a los responsables y es cómplices de los priistas del paraje Banavil.

No sólo está desaparecido nuestro padre Alonso, ni 43, son miles de desaparecidos en todo el país y del mundo. Han pasado años y meses de su desaparición forzada de nuestro padre Alonso Lopez Luna. Mientras nosotras vivamos, mientras lo buscamos él vive en nuestra memoria, y en el camino buscando nos encontramos con otros familiares del mismo dolor y buscando a sus desaparecidos hasta encontrarlos.


Por todo esto exigimos al Gobernador del estado de Chiapas:

1.-Que hagan la búsqueda hasta encontrarlo a nuestro padre Alonso López Luna

2.-Que se ejecuten las 10 órdenes de aprehensión en contra de los responsables de la desaparición forzado de Alonso López Luna y el desplazamiento forzado que sufrimos.

3.-Generar condiciones para el retorno inmediato y definitivo de nuestras familias en Banavil, con seguridad en el momento del retorno y no repetición de los hechos ocurridos.

4.-Cancelación de los dos órdenes de aprehensión contra de Antonio y Pedro López Girón.

5.-Reparación de daño por el saqueo de nuestras casas en Banavil.


Nuestra lucha y resistencia sigue firme, no olvidamos seguimos recordando al estado Mexicano que aquí seguimos exigiendo Verdad,Justicia y Retorno.

También exigimos la presentación con vida de nuestros 43 compañeros estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa Guerrero. Nuestra familia desplazada de Banavil nos solidarizamos con nuestras hermanas y hermanos de Xochicuatla, Chablekal, Ayotzinapa, Atenco y entre otras pueblos que están luchando por el derecho a la Tierra y Justicia.


Tambien nuevamente agradecemos al colectivo Café Zapata Vive y a las adherentes de las Sexta Declaración de la Selva Lacandona en Distrito Federal de recibirnos en las actividades y el apoyo, y donde se encuentra la lona con la foto de nuestro padre Alonso, al colectivo Radio Zapote en la ENAH donde expusimos y se encuentran las 20 ventanas fotográficas en desplazamiento forzado; y las compañeras y compañeros del Movimiento por la paz con Justicia y Dignidad por apoyarnos en el alimentos para sostener y alimentar a nuestras familias desplazada.

También seguimos dando a conocer el mural que hizo nuestra familia desplazada expresando cómo sembrar maíz, frijol en nuestras tierras en Banavil donde nos vio nacer la madre tierra, y nuestra forma de vivir y nuestras raíces, también formamos parte, llevamos el color de la madre tierra.


Ya basta de las desapariciones forzado en México y del mundo
Ya basta de desplazamiento forzado en Chiapas
Alonso López Luna Hasta Encontrarlo


Atentamente
Las familias desplazadas de Banavil Municipio de Tenejapa, Chiapas, México.

Lorenzo López Girón                                                                    Miguel López Girón 

Fotos: Mural: Stalel Kuxlejaltik Sok Sumbaltik 


 




 

Ejido Guadalupe Victoria denuncia invasión de sus tierras


Ejido Guadalupe Victoria, municipio de Altamirano, Chiapas. 02 de mayo de 2016.

A la Junta de buen gobierno Torbellino de nuestra palabra, caracol IV Morelia
A los Pueblos Indígenas
Al Pueblo creyente
A las organizaciones sociales independientes
A la sociedad Civil Independiente
A los Centros de Derechos Humanos Independientes
A los medios de comunicación Independiente

hermanos, hermanas:

Somos indígenas tojolabales, campesinos, campesinas que trabajamos la tierra, ejidatarios y ejidatarias, hombres, mujeres, niños, niñas, del ejido Guadalupe Victoria, municipio de Altamirano, Chiapas.

Ante ustedes denunciamos lo siguiente:

El día 26 de abril llegaron a nuestro ejido a posecionarse 15 personas con los nombres de: Gerardo Pérez Agueda (de la CIOAC), Jesús García Pérez, Mario García Pérez, Antonio Pérez Pérez, Felipe Pérez Alvarez, Ruperto Aguilar Pérez, Rosalio Gómez López, Benjamin Pérez Gómez, Delmar Pérez Pérez, Jaime Jiménez Gómez, Guillermo García Hernández, Rosario Pérez Pérez, Consuelo Trujillo Trujillo, Isabela Pérez Hernández y Manuel Pérez Agueda.

Como asamblea fuimos a decirles el 27 de abril, que salieran tranquilamente así como habían llegado y nos contestaron que tienen órdenes del gobierno Federal y que ya no ban a salir.

El día sabado 30 de abril llegaron 5 personas más, Joselino Jiménez Vásquez, Roberto Aguilar Pérez, Maria Elena Gómez López, María Eloisa Arguello García, Esperanza Hernández Pérez.

El día domingo 01 de mayo, a las 9 de la mañana fuimos todos hombres y mujeres a decirle que salieran de nuestras tierras y Marco Antonio Arguello García nos contesta que es dirigente de una organización Luz y Fuerza del Pueblo y que no van a salir.

Antecedentes

El día 3 de enero de 1994, decidieron abandonar voluntariamente el ejido por miedo al conflicto armado del EZLN, llevando consigo los documentos del ejido y los sellos. En el mes de marzo regresaron al ejido, la asamblea de ejidatarios de ese momento respetó sus posesiones tanto de sus solares como de los trabajaderos reconocidos, posteriormente en la asamblea se tomaron nuevos acuerdos en donde se nombraron nuevas autoridades y entregaran la documentación que se habían llevado, ante esta decisión de la asamblea los desplazados no manifestaron ningún descontento pero en la madrugada del día siguiente volvieron a abandonar el ejido hasta el día de hoy, dejando claro que en ningún momento fueron amenazados ni hostigados en sus persona, se fueron por su propia voluntad.

En 1994 a 1996 fueron respetados sus solares, parcelas de las 20 familias desplazadas, en 1996, los ejidatarios decidieron reorganizar el ejido porque los desplazados dejaron de pagar las cooperaciones, los trabajos comunitarios, asistir en las asambleas, dejaron de cumplir sus obligaciones como ejidatarios.

Así pasaron 4 años y en 1998 se propuso en la asamblea general incorporar a 35 jóvenes. En agosto en el año 2000 en la Asamblea general se les reconoció los derechos ejidales a los 35 jovenes propuestos en 1998.

En año 2010 nos notificaron a través del Tribunal Agrario de Comitán para que se abriera una puerta de diálogo, la asamblea acordó no asistir porque después de 16 años de abandonar sus derechos y obligaciones quedaron legal y legítimamente fuera de nuestro ejido.

Sabemos que existe una sentencia del tribunal Unitario Agrario sobre un juicio que nunca nos enteramos como asamblea, por lo tanto la sentencia ni es legal ni es legítima.

Por lo anterior expuesto exigimos:

1.- Respeto a nuestra autonomía y autodeterminación como Pueblo Indígena Tojolabal, así como el respeto a nuestro reglamento interno como ejido.

2.- Que los desplazados de 1994, dirigidos por caciques priístas, salgan de nuestras tierras ejidales.

3.- exigimos la cancelación de la sentencia del Tribunal Unitario Agrario en contra del ejido.


Zapata vive la lucha sigue
La tierra se trabaja y se defiende

Armando Jiménez Aguilar Fernando Cruz Vazquez
firma firma
sello Sello