30 oct. 2017

Denuncian altas tarifas de energía eléctrica en Teopisca


Comité de de Derechos Humanos
J Canan Lum“

El Cuidador del Pueblo

Teopisca Chiapas, a 30 de Octubre del 2017

Asunto: Denuncia publica


A la Diócesis de San Cristóbal las Casas, Pastoral Social
Al Consejo Nacional Indígena
A todas las Organizaciones Sociales
A los comités y Centro de Derechos Humanos.
A tod@s Defensores de los Derechos Humanos
A los Medios de Comunicación Alternativa
A la Opinión Pública

El comité de derechos humanos “JCANAL LUM”, de la parroquia de san Agustín obispo de la ciudad de Teopisca Chiapas, denuncia las acciones que realiza la Comisión Federal de Electricidad, mediante su Suministradora de servicios básicos, División comercial del sureste y Departamento de atención a clientes.

Los usuarios de energía eléctrica de este municipio de Teopisca se encuentran inconformes por el aviso que llegó junto con el recibo de pago de consumo de energía del mes de septiembre del presente año, en donde solicitan un correo electrónico, Curp y número telefónico de cada usuario para que ahí lleguen los AVISOS Y RECIBOS para el pago de electricidad que serán enviados vía electrónica. Según dice la C.F.E. que es con la finalidad de optimizar, agilizar y automatizar los procesos de la empresa acuerdo al Código Fiscal de la Federación.

Queremos decirle a la empresa C.F.E. que los pobladores de este municipio estamos en contra de todas las reformas que no benefician a los mexicanos y solo a las empresas. El Estado Chiapaneco junto con las empresas quieren que todo sea electrónico, cuando aun no todos los poblados cuentan con caminos, servicios de educación, salud y viviendas dignas, solo por decir algunas. Con esto bien vemos que nunca bajan a las comunidades y por eso piensan que toda la gente vive como ellos, cuando aun no se tienen las condiciones, infraestructura y servicios necesarios para cumplir con tales requerimientos, por todo esto como pueblos pedimos a la empresa C.F.E que deje de soñar y vea con realidad como estamos y que mejor trabaje en priorizar mejores condiciones de servicios y pagos justos, siendo nuestro estado de Chiapas el que mas produce energía eléctrica y donde a costa del sufrimientos de hermanas y hermanos de otros pueblos quieren más represas y subir cada vez más los precios. 
 
Ante esta desigualdad que vivimos por la globalización en donde son más importante los intereses de las empresas, Los usuarios de energía eléctrica de este municipio, la mayoría son campesinos y amas de casa, algunos pocos cuentan con un teléfono celular, la mayoría no tienen acceso a servicios telefónicos y mucho menos de computadoras para crear un correo electrónico.

Con base en los Derechos Económicos Sociales y Culturales que son los derechos humanos relativos a las condiciones sociales y económicas básicas necesarias para una vida en dignidad y libertad, así como el articulo 19 de la declaración universal de los derechos humanos. 
 
Exigimos lo siguiente:

  • Exigimos para todos y todas tarifas JUSTAS de energía eléctrica, mejores condiciones de servicio por apagones y seguir pagando con los recibos anterior con los que la mayor parte de la población puede acceder.

  • Manifestamos nuestro rechazo de las instalaciones de medidores digitales ya que nunca nos informaron, mucho menos fuimos consultados.

  • Nuestro Rechazo total a las reformas estructurales que no benefician al pueblo de México-.

ATENTAMENTE
Comité de Derechos Humanos “ JCanan Lum “. 


 

Zoques dedican el Premio Pax Christi Internacional a otros pueblos originarios






DISCURSO PRONUNCIADO POR MIKEAS SÁNCHEZ GÓMEZ, EN REPRESENTACIÓN DEL MOVIMIENTO INDIGENA DEL PUEBLO CREYENTE ZOQUE EN DEFENSA DE LA VIDA Y DE LA TIERRA –ZODEVITE-, DURANTE LA ENTREGA DEL PREMIO INTERNACIONAL DE PAZ 2017 EN ROMA, ITALIA

29 DE OCTUBRE DE 2017

Äjte’ te’ dzundy
mokaya’
mojk’jäyä
Kedgä’kätpatzi jojmorambä äj’ nwirun’jindam
ngobigbatzi äj’ dzokoyjin tumdumäbä tämbu
jindire’ suñ’gomujsibätzi yä’ Nasakobajk
Nä’ tzambatzi te’ kotzojk’ komi
ojnayajpatzi jach’tanä’ram
Dzemiajpatzi te’ joyjoyeram’
äj’ ore’ maka yayi’angas
mumu’is yajk’ mujsä juche nkätu äj’ iri yä’ Nasakobajkäjsi


Soy sembradora,
Protectora de esta tierra,
la flor del maíz.
Observo con mis ojos antiguos,
Elijo con el corazón cada semilla,
no es en balde mi conocimiento del mundo.
Converso con el dueño del cerro,
riño con las plantas malignas.
Soy la provocadora de los seres invisibles,
mi voz se escucha hasta los confines de las montañas,
porque nadie podrá negar mi paso por el Universo.


En nuestra cultura zoque la palabra es fundamental; por eso, durante el primer año de vida, los padres se encargan de darles a sus hijos e hijas “El wewe’”, una flor amarilla (similar al ave del paraíso) que produce un sonido musical. Jugar con el wewe’ e imitar sus sonidos ayuda al niño a aprender nuestra lengua, es el principio para convertirse en Ore’pät, Ore’yomo. De ahí que, desde la infancia, nosotros los Zoques estamos en íntima comunicación con la naturaleza. Somos uno mismo y no separados. Si la comunidad cuida a las montañas; las montañas también nos cuidarán y nos alimentarán.


Hemos crecido con las sabidurías de que las energías protegen a los árboles, a los ríos y a las montañas. Sabemos que cada Ser que habita entre nosotros tiene una misión para mantener el equilibrio de los ecosistemas; lo mismo importa una hormiga, una lombriz, una abeja, que un río, una montaña o el mismo ser humano. Con este pensamiento, los Zoques habitamos y defendemos nuestro territorio desde tiempos ancestrales; quizás no teníamos la conciencia de nuestra misión como defensores de la Casa Común, porque ha sido nuestra forma de vida desde que nacemos; es la educación que hemos heredado desde nuestra cultura.

Los Zoques provenimos de la civilización más antigua de Mesoamérica profunda; la Olmeca, la cultura madre; alrededor de 70 mil personas hablamos Ore’ en el sur de México y nos identificamos como Ore’pät, Ore’yomo, hombres y mujeres de palabra. Somos un pueblo de Mokayas, sembradores de maíz.

Nunca antes en la historia el pueblo Zoque se había manifestado públicamente, pese a que cargamos con nosotros una larga historia de dominación que nos llegó desde Europa; hemos aguantado la pobreza, la marginación, la falta de servicios de salud, el escaso acceso a la educación; hemos soportado la discriminación y el clasismo de un país que se niega a reconocer nuestros orígenes. 
 
Somos un pueblo pacífico y generoso que nunca antes había participado en un movimiento de protesta social, pero tuvimos que hacerlo ante la amenaza latente por la extracción de hidrocarburos y minerales en nuestro territorio que, para nosotros, es un atentado contra la vida porque daña al agua, a los ríos, a las montañas, a la flora y a la fauna; es una agresión a Nasakobajk- la Madre Tierra -, la que nos cobija y alimenta, la que nos ofrece la lluvia y el sol.

Cuando el Papa Francisco hace público la Laudato Si’, la encíclica inspirada en San Francisco de Asís, nos sentimos identificados con ese mensaje de Paz, porque los pueblos Zoques también honramos la creación divina. El pueblo Zoque tiene esperanza en la Laudato Si’, porque refleja el mismo pensamiento de respeto a la naturaleza y a la vida.

Por eso, desde mi palabra sale la voz de niños, niñas, jóvenes, mujeres, ancianas y ancianos que piden que los proyectos extractivos en los pueblos indígenas del mundo sean detenidos, porque ahí vivimos hombres y mujeres que queremos seguir protegiendo la tierra desde nuestra forma de comprender al mundo.

A quienes desean saquear nuestro territorio queremos decirles que ha llegado el tiempo de que escuchen nuestra palabra para que sepan lo que pensamos y sentimos; comprendan que nuestra lucha es por amor… amor a la tierra, amor a nuestros hijos, amor a nuestros semejantes que habitan este planeta. Nuestra lucha es por la vida, porque nos negamos a desaparecer como pueblos originarios del mundo.

Queremos compartir este premio con otros pueblos de Chiapas, de México, de América Latina y del mundo, que viven situaciones similares; Zoques, Tzotziles, Cho’les, Yokotanob, Winizá, Nahuas, Mapuches, Nasas, Aymaras, Asháninkas, Sioux y una larga lista de pueblos originarios que hoy están amenazados por los intereses del poder económico que mira con desprecio nuestra palabra y nuestra sabiduría. 
 
A nombre del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y de la Tierra (ZODEVITE) agradecemos este reconocimiento de Pax Christi Internacional y a su vez, pedimos la solidaridad del mundo para detener esta catástrofe ambiental. Todos los que creemos en la vida, la justicia, la paz, la igualdad y el amor estamos obligados a defender nuestra Casa Común sin importar nuestras diferencias. Desde el arte, la religión, la ciencia y la filosofía, cada uno de nosotros debemos seguir luchando por conservar la vida en nuestro planeta.

Muchas gracias a todos y todas
Dzundyis kyonuksku’y numba
Kujkiki’
yäre’ te’ tzame isandziyajubätzi
oyubäis nwyjtyae’ windy yä’ Nasakobajk’
Kujkiki’
yäre’ te’ tzame makabä’ dzajkayae’ äj’ uneram yajukamäjtzi’
Jin’ ma’ dzojkpä’i yä Nasakobajkäjsi
jin’ ma’ jowyajpäi jin’ ma’ dochäjkia’ äj’ däwäram
Tumäbä äj’ ngäjin sutyajpatzi äj’ däwä’
eyabäjin mbäjkindchägbatzi Jama’is ñujtzkä”
La oración del sembrador reza
Kujkiki’
esta es la palabra que me enseñaron
los que caminaron la tierra antes de mí
Kujkiki’
será la palabra que dejaré a mis hijos
el día de mi muerte.
Porque no excederé mi paso por la tierra
ni abusaré del placer ni del dolor
Con una mano brindo mi ternura
con la otra recibo el calor del sol"