25 mar. 2019

Denuncia de vigilancia militar a la parroquia de Chicomuselo





Chicomuselo, Chiapas. A 23 de marzo de 2019.

A LOS DISTINTOS NIVELES DE GOBIERNO
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS
A LA OPINION PUBLICA
MILITARES ESPIAN ACTIVIDADES PASTORALES DE LA PARROQUIA SAN
PEDRO Y SAN PABLO EN CHICOMUSELO, CHIAPAS.

En el marco de la pasada celebración del día internacional de la mujer, la Coordinación Diocesana de Mujeres CODIMUJ de la Parroquia San Pedro y San Pablo realizo el día de hoy 23 de marzo el Foro denominado “Los derechos de las mujeres también son derechos humanos” evento realizado en el parque central de la comunidad Lázaro Cárdenas perteneciente a la Parroquia San Pedro Y San Pablo, de Chicomuselo, Chiapas.

Fue durante el desarrollo del evento cuando Integrantes encargados de la vigilancia de se percataron del ingreso de dos personas desconocidas al espacio donde se desarrollaba este encuentro al que acudieron aproximadamente unas 700 personas en su mayoría mujeres provenientes de distintas comunidades que integran la parroquia, así como observadores internacionales de Alemania y España.

Por tal razón, procedieron a localizar a estas personas encontrándose a una primera persona que respondió a nombre de VICTORINO MORALES MORALES, con Domicilio Calle Niños Héroes S/N en Usumacinta Chiapas según identificación expedida por el Instituto Nacional Electoral. Por otro lado, dicha persona resulto ser soldado de infantería perteneciente al 101 BATALLON destacamento en este municipio de Chicomuselo, Chiapas, acreditado con la tarjeta de identidad militar número 101BI/024 expedido por el Coronel de Infantería JUAN REYES GREGORIO comandante del 101 batallón de la Secretaria de la Defensa Nacional.


La segunda persona dijo responder a nombre de ALEJANDRO YERA REYES quien no presentó ninguna identificación oficial, y quien dijo tener su domicilio en la Cd. De Tuxtla Gutiérrez, pero que actualmente está viviendo en el Barrio las Salinas Municipio de Chicomuselo, Chiapas.

Ambas personas fueron sorprendidas tomando fotografías a los participantes y ponentes a este evento, quienes después de ser interrogados se les pidió de manera respetuosa abandonaran el espacio donde se desarrolló el evento.

Cabe señalar que algunos participantes a este evento identificaron al segundo de los mencionados haber estado presente el día 5 de noviembre del 2018 en el grupo de militares que llegaron en búsqueda del sacerdote a la casa parroquial, de igual manera refieren que esta misma persona se presenta algunos domingos en las misas de 10:00 a.m. que se lleva a cabo en el templo San Pedro y San Pablo de la cabecera parroquial.

Por todo lo anterior, este Comité Derechos Humanos manifiesta su preocupación, ante la evidente actitud del Ejercito mexicano realizando tareas de vigilancia hacia el trabajo pastoral que actualmente asume la parroquia para fortalecer la capacidad organizativa de las comunidades en la defensa de sus derechos individuales y colectivos frente a los megaproyectos que atentan contra la vida, la tierra y el territorio.

Por todo lo anterior, hacemos un llamado al gobierno federal y estatal para frenar este tipo de acciones que atentan contra la libertad de reunión y de expresión en nuestro país que buscan controlar e identificar a quienes defienden estos derechos.

De igual manera condenamos los asesinatos recientemente cometidos en contra de Sinar Corzo Esquinca Y Samir Flores Soberanes defensores de los derechos humanos en nuestro país.