26 abr. 2016

NotiFrayba: Despojo territorial



   
Pueblos originarios exigen cancelar proyectos que afectan la vida 
 
Pueblos originarios, zoques, tsotsiles, tseltales, tojolabales, zapotecos y representantes de organizaciones sociales, acompañados por centros de derechos humanos nacionales e internacionales se reunieron en Chicoasen, Chiapas, del 12 al 15 de abril de 2016, durante el Encuentro: Transformación No Violenta de Conflictos en Defensa de Nuestros territorios. 
 
En su pronunciamiento exigen cancelar proyectos que afectan la vida, la cultura y la Madre Tierra. Manifiestan rechazo a las hidroeléctricas y mineras que se intentan imponer bajo engaños, presión y manipulación, violando la autonomía y autodeterminación de los pueblos originarios, de lo que resulta despojo, migración, desplazamiento forzado, muertes, desempleo, división familiar y la pérdida de la cultura indígena, además de impactos ambientales. 
 
Denuncian que en Chicoasen la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas ha llegado a las comunidades a realizar un plan de desarrollo elaborado en conjunto con la Comisión Federal de Electricidad prometiendo inversión y beneficios; y que el Instituto Nacional de Antropología e Historia ha dado permiso para saquear los vestigios arqueológicos de la zona maya y zoque que se encuentran en ambos lados del río Grijalva. Denuncian también vigilancia y hostigamiento a personas defensoras de derechos humanos, por lo cual responsabilizan al gobierno ante cualquier agresión física. 
 
Las y los afectados de diversos megaproyectos en Chicomuselo, Chicoasen, Huitiupan, Simojovel, Pijijiapan, Las Margaritas y Salto de Agua en Chiapas así como San José del Progreso en Oaxaca, llaman a otras comunidades a no permitir que empresas transnacionales entren a sus tierras: “No se vendan por unos cuantos pesos porque después será muy difícil expulsarlos. La resistencia y defensa sólo y siempre vendrá de abajo”. 
 
No más megaproyectos que destruyen la naturaleza: Abejas de Acteal

Las Abejas de Acteal se pronuncian en contra de los megaproyectos capitalistas que despojan a los pueblos, pretenden destruir la Madre Tierra y generan desplazamiento forzado, así como violencia generalizada, en Chiapas y México. Se solidarizan con comunidades en resistencia como la comunidad indígena otomí de San Francisco Xochicuatla, estado de México, donde el pasado 11 de abril, policías de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana agredieron a campesinas y campesinos y destruyeron una casa. 
 
Es necesario estar atento para solidarizarnos con nuestros hermanos que tanto sufren por los desplazamientos por el encarcelamiento por la violencia por el despojo de las tierras. También tenemos los casos de los compañeros de la comunidad “Primero de Agosto” en el municipio de las Margaritas que ya cumplieron un año de desplazamiento forzado y el caso de los encarcelados injustamente del ejido de San Sebastián Bachajón, la represión contra el movimiento magisterial en Tuxtla Gutiérrez y en San Cristóbal.”

La organización pacifista reivindica los derechos colectivos de los pueblos indígenas,sobre el derecho a la tierra y el territorio, plasmados en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y las garantías individuales y sociales establecidas en la Constitución mexicana. 
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, 25 de abril de 2016.
Foto: Resistencia en Chicoasén (Alberto Arellano, cortesía Frayba) 
Música: La Tierra, de Pata de Vaca 
  


 

Pronunciamiento de pueblos originarios, organizaciones y comunidades en defensa de nuestra Madre Tierra y territorio en el marco del Taller/Encuentro Sur de México




Pronunciamiento de pueblos originarios, organizaciones y comunidades en defensa de nuestra Madre Tierra y territorio en el marco del Taller/Encuentro Sur de México


A 15 de abril de 2016
Chicoasén, Chiapas, México

A las y los defensores de la Madre Tierra y del territorio contra proyectos de muerte
A los pueblos y organizaciones en defensa de la vida
A las organizaciones y personas independientes que están organizados en contra del sistema capitalista
A las organizaciones y personas Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona
A los centros de derechos humanos honestos e independientes nacionales e internacionales
A los medios de comunicación independientes y alternativos nacionales e internacionales
A la opinión pública

Pueblos originarios , zoques, tsotsiles, tseltales, tojolabales, zapotecos, representantes del Pueblo Creyente de la Diócesis de san Cristóbal de Las casas y organizaciones civiles y sociales de Chiapas y Oaxaca, en defensa de nuestro territorio, nos encontramos bajo el sol caliente en el Ejido Chicoasén, en el marco del Taller/Encuentro sobre Transformación No Violenta de Conflictos en Defensa de Nuestros Territorios desde el 12 al 15 de abril, con el acompañamiento del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A.C.. Servicio Internacional para la Paz (SIPAZ), Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, A.C., parroquia de Chicomuselo, la Misión de Guadalupe, bajo el proyecto de Pax Cristi Internacional.

Durante los días que estuvimos en el taller y encuentro, estuvimos sometidos a vigilancia y hostigamiento de orejas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a cargo de Juan Manuel Cruz, geógrafo y empleado de la CFE. Denunciamos al mal gobierno en sus tres niveles de gobierno, municipales, estatales y federales, a la CFE, Secretaría de medio Ambiente y Recursos Naturales ( SEMARNAT), Procuraduría Federal de Protección del medio Ambiente (PROFEPA), Secretaría de Economía (SE) y la Secretaría Nacional del Agua (CONAGUA), quienes han avalado y otorgado concesiones mineras, proyectos de empresas hidroeléctricas bajo engaños, presión y manipulación en nuestros territorios, de lo que resulta despojo, migración, desplazamiento forzado, muertes, desempleo, división familiar y la pérdida de nuestra cultura indígena, Todo por intereses de políticos y empresas nacionales e internacionales, sin importarles nuestros derechos como pueblos originarios, los impactos ambientales que generan, cambios a nuestros ecosistemas y formas de vida tanto de animales, plantas, incluyendo a nuestros ríos y cualquier forma de vida humana sobre el territorio. Vemos que todos estos proyectos traen enfermedades como el cáncer, que sólo nos deja la muerte a nuestros hijos e hijas, ejidatarios, ejidatarias y pobladores. Igual, denunciamos actos de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICAH) quienes llegaron a nuestras comunidades a realizar un plan de desarrollo alterando el hábitat de las personas para que el plan fuera avalado. Este plan de desarrollo fue un proyecto en conjunto con la CFE para la represa Chicoasen II que prometió inversión y beneficios, los cuales nunca hemos visto. Finalmente denunciamos al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quienes han dado el permiso para el saqueo de nuestros vestigios arqueológicos de la zona arqueológica maya y zoque que se encuentra en ambos lados del río Grijalva.

Manifestamos nuestro rechazo total a los proyectos de represas hidroeléctricas y proyectos mineros que intentan imponer en nuestros territorios sin alguna consulta libre, previa e informada, violando nuestra autonomía y autodeterminación como pueblos originarios. También manifestamos nuestra fuerza y solidaridad para los afectados, afectadas, representantes de los ejidatarios básicos, posesionarios y avecindados de Chicoasén, integrantes del Comité Ejidal, que serían afectados por segunda vez por la presa Chicoasén II. En noviembre de 2015, nuestro abogado Arturo Ortega Luna, acompañante del Comité Ejidal, fue detenido y encarcelado por tres meses injustamente. Fue liberado tras presión nuestra huelga de hambre de seis personas, adultos mayores e integrantes del Comité, que en el transcurso de la huelga sufrieron mareos y desmayos. Exigimos cancelación a las 10 órdenes de aprehensión falsas contra los ejidatarios de Chicoasén que el gobierno ha puesto en contra de ellos para que no denuncian la presa Chiocoasen II. Estas personas no pueden trabajar por estas órdenes de aprehensión en su contra. Conocemos la experiencia y el caso del pueblo del Usumacinta, a cinco kilómetros de Chicoasén, que hace 40 años fue inundado y quedó bajo el agua por la presa Chicoasén I. Lo mismo pasaría con el poblado Barrio Nuevo, vecino del municipio de Chicoasén, y una parte de la cabecera municipal, información que es ocultada por la CFE y el gobierno estatal. Analizamos que Chicoasén II es devastador, ya que dejará a los pobladores huyendo mientras suba el agua.

Nos solidarizamos y manifestamos el dolor que sentimos por el asesinato de nuestros compañeros, luchadores por la Madre Tierra del pueblo lenca, Berta Cáceres y Nelsón García del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). Son ejemplos de lo que nos hace el mal gobierno cuando levantamos la voz. Nunca olvidaremos a todos y todas los caídos en lucha por su pueblo y su tierra, ya que nosotros y nosotras también hemos perdido a compañeros en plena lucha.

Invitamos a las organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos a acompañarnos y estar alertos de que en Chiapas y Oaxaca, en el sur de México, defenderemos nuestras tierras hasta las últimas consecuencias y por lo tanto necesitamos que, junto con nosotros y nosotras, presionemos al Gobierno mexicano a cancelar concesiones de represas, mineras y cualquier otro proyecto que afecte la vida humana, la cultura y nuestra Madre Tierra. Exigimos un alto a los hostigamientos, vigilancia, cateo y cualquier agresión a los ejidatarios integrantes del Comité Ejidal de Chicoasén y de los afectados y representantes en este Taller/Encuentro. Responsabilizamos a los tres niveles de gobierno ante cualquier agresión física a nuestra persona y nuestras familias.

A todas las comunidades, ejidos, pueblos, organizaciones que defienden su territorio, les queremos decir que no permitan a las empresas trasnacionales, extranjeras y nacionales que entren a sus tierras y no se vendan por unos cuantos pesos, porque después será difícil expulsarlos. La resistencia y la defensa sólo y siempre vendrá desde abajo.

¡SEGUIMOS EN BÚSQUEDA DE LOS 43 DESAPARECIDOS DE AYOTZINAPA!
¡LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS DE MÉXICO Y DEL MUNDO!
¡JUSTICIA Y VERDAD PARA BERTA CÁCERES Y NELSON GARCÍA DE LA COPINH!
¡VIVAN LOS PUEBLOS ORIGINARIOS!
¡VIVAN LOS PUEBLOS ORGANIZADOS!
¡FUERA LOS MEGAPROYECTOS DE MUERTE!
¡NO A LA PRESA CHICOASÉN!

Atentamente:
Comité Ejidal de Ejidatarios Básicos, pocesionarios y avecindados de Chicoasén
Pueblo Creyente, Diócesis de San Cristóbal de de Las Casas
Movimiento en defensa de la vida y el Territorio (MOVITE)
Representantes del Pueblo Creyente de Simojovel
Coordinadora de los Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, Oaxaca
Coordinación Diocesana de Mujeres, Diócesis de San Cristóbal de Las Casas (CODIMUJ)
Consejo Autónomo de la Región Zona Costa de Chiapas (CARZCH)
Colonia La Trinidad, Municipio de Las Margaritas
Misión de Guadalupe

Las y los que participaron y afectados, representes de:
Afectados por la mina de San ramón en el Ejido Grecia en Chicomuselo
Afectados por la Presa Hidroeléctrica Chicoasen I y II
Afectados de San José del Progreso, Ocotlán, Oaxaca por explotación minera
Afectados por la presa Hidroeléctrica Hitzantun en Huitiupan
Afectados por las minas de ámbar en Simojovel
Afectados por el gaseoductos en la comunidad Gustavo López, por el proyecto minero en la comunidad de Unión Pijijiapan y la presa hidroeléctrica en Pijijiapan
Afectados de comunidad amenazadas en el municipio de Las Margaritas por las presas hidroeléctricas, Huixtan I y Huixtan II en el Río Santo Domingo
Afectados por las presas hidroeléctricas en el curso del Río Chacté San Juan Cancúc y en el municipio de Salto de Agua en el Río Tulijá

Foto: Chicoasén (Alberto Arellano, Cortesía Frayba)