28 jun. 2017

Parroquias de Chicomuselo se manifiestan por la vida y la naturaleza


 

Parroquia San Pedro y San Pablo, Chicomuselo, Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas. 11 de junio de 2017.

Boletín Informativo
Día de la Unidad.
A LOS DISTINTOS NIVELES DE GOBIERNO
A LA SOCIEDAD CIVIL ORGANIZADA DE MEXICO Y DEL MUNDO
A LAS DISTINTAS DENOMINACIONES RELIGIOSAS.
A LOS HOMBRES Y MUJERES DE BUENA VOLUNTAD.


Todos los pueblos de la tierra, todos los hombres y mujeres de buena voluntad, tenemos que alzar la voz en defensa de estos dos preciosos dones; la paz y la naturaleza” “Yo les pido en nombre de Dios, que defiendan a la Madre tierra” (mensaje del Papa Francisco)
Que todos sean uno, como tú Padre, estas en mí y yo en ti. Que ellos también sean uno en nosotros para que el mundo crea que tú me has enviado”. (Jn. 17,21),
El día de hoy, hombres, mujeres, jóvenes, niños y niñas, siguiendo la enseñanza que Jesús nos hace caminamos juntos para celebrar con fe y esperanza la Santísima Trinidad que representa la unidad entre los cristianos y con el propio Cristo, que con su ejemplo de respeto, solidaridad, entrega, obediencia, amor y comunión con el Padre y el Espíritu Santo, logró la salvación eterna para todas y todos nosotros.
A pesar de esta invitación que Jesús nos hace, vemos una sociedad divida promovido por intereses políticos y económicos desde los partidos políticos y organizaciones sociales, sobre todo en esta coyuntura donde los principales partidos empiezan a promover candidaturas políticas aprovechándose de la marginación de los pobres para condicionar su voto, ofreciendo diversos proyectos, regalos, despensas, láminas, fertilizantes, seguro popular, entre otros, promoviendo la dependencia en vez de que seamos autosuficientes para resolver nuestros problemas, olvidándose de las verdaderas necesidades de las comunidades, solo les interesa llegar al poder, no el futuro de las nuevas generaciones.

En el municipio, el estado y el país la situación sigue igual o peor, aumento de bares y cantinas en las comunidades y en la cabecera municipal ha traído más problemas, prostitución, desintegración familiar, violencia, pobreza, enfermedades y muerte. La falta de procuración y administración de justicia por parte del estado, es resuelto por diversos grupos haciendo justicia por su propia mano, la imposición de programas, proyectos, leyes, entre otros, sin el consentimiento de las mayorías, mantiene a la población indignada porque solo beneficia a las grandes empresas.
La falta de medicamentos y atención médica de calidad en centros de salud y hospitales ha provocado la muerte de muchas personas.
A pesar de que las dependencias de gobierno han informado que no hay permisos para explotar minas en Chicomuselo, toda vez que hasta la fecha no se han reparado los daños y las violaciones al manifiesto de impacto ambiental por la empresa Blak Fire, así como también de que mientras no haya consenso de la mayoría de las comunidades no habrá explotación minera en el municipio, diversas empresas insisten en saquear los recursos minerales, esta situación mantiene a las comunidades preocupadas y atentas para defender su derecho a la tierra y a sus territorios. Por lo tanto esperamos que el gobierno del estado mantenga su posicionamiento de no a la explotación minera ya que se ha manifestado estar con el pueblo.
Ante todo esto, los pueblos más pobres, que somos los más desfavorecidos y las víctimas preferidas de las estructuras dominantes, estamos llamados a defender, la vida, el agua, los bosques, los recursos naturales, la biodiversidad, la salud, la tierra y el territorio frente a la voracidad depredadora del sistema capitalista, levantando la vos desde distintas partes de nuestro estado, país y del mundo denunciado las violaciones a los derechos de nuestros pueblos, reivindicando el derecho a la consulta libre previa e informada frente a cualquier proyecto que amenace a nuestras propias vidas.
Frente a este panorama la Iglesia no puede quedar callada ni indiferente como espectadora de esta realidad, sino que tenemos el compromiso de cuidar y defender la vida de nuestros pueblos porque ahí está el proyecto de Dios.

Como iglesia nos sumamos a las muestras de unidad promoviendo un cambio real desde nuestras propias familias y comunidades, promoviendo la búsqueda de acuerdos para solucionar los problemas sociales siempre que sean por medios pacíficos y respetando los derechos de los y las demás.

Nos solidarizamos con las luchas de otros pueblos y movimientos como es, el pueblo zoque en Tecpatán, el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio, Chicoasen, y la lucha del Padre Heriberto Cruz Vera y su equipo pastoral en la parroquia de Tila por su lucha en defensa de sus territorios 

Apoyamos las iniciativas que buscan la transformación del país con una estructura y un modelo económico y político propio como lo es la nueva constituyente ciudadana popular y el concejo indígena promovido por el Congreso Nacional Indígena y el EZLN.


¡ VIVA EL DIA DE LA UNIDAD ¡
¡ VIVA LA PARROQUIA SAN PEDRO Y SAN PABLO ¡
¡ VIVA LA DIOCESIS DE SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS¡
¡ VIVA LAS COMUNIDADES ORGANIZADAS.¡






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.