25 ago. 2015

Policías torturan y fabrican delito a migrante salvadoreño en Chiapas


Yo alejandro recluido en el centro penal #14 El amate en el estado de Chiapas, México sentenciado a 10 años de prisión y 6 000 pesos de multa por un delito que no cometí, el cual los señores policías federales ministeriales y adjudicados al COE violaron mis derechos y garantías al imputarme el delito de daños contra la salud en la modalidad de transporte poniendome 22 gramos de cocaina, droga que nunca paso por mis manos mucho menos estuvo en mi poder me consignaron bajo el expediente 2014 donde se encuentran muchas inconsistencias como por ejemplo que se deriva todo esto de unas llamadas anónimas bajo una investigación etc he sido sentenciado injustamente.

El señor juez me sentenció sin ir al fondo y estudiar y checar mi expediente ya que mi esposa tuvo una plática con él, después de mi derecho de audiencia, suplicandole que estudiara el expediente pues ella sabe que soy inocente de este delito. Este señor juez se comprometió en revisar a fondo mi caso y la sorpresa de mi esposa fue que al día siguiente me notificaron la sentencia pues el juez se iva de vacasiones por lo tanto firmó la sentencia y no consideró las suplicas de mi esposa ni respetó la promesa, pues si hago publico esto es porque se que soy inocente ante un delito fabricado el cual nunca fue investigado.

Por otra parte manifiesto que soy originario de el Salvador y mi señora buscó apoyo al consulado salvadoreño del cual hasta el momento no he recibido ningún apoyo ni asesoría alguna, por lo tanto pido al gobierno de mi país más atención para los compatriotas yo no pertenezco a ningún grupo criminal o banda delictiva y si así lo fuera tenemos todos los derechos para ser atendidos.

Ademas pido se me practiquen estudios por los problemas que ahora tengo, tanto físicos como psicológicos, pues mis rodillas, la columna fueron partes de mi cuerpo donde recibí tortura así como presión arterial todo esto a consecuencia de la tortura recibida por los señores aprensores con el fin de que aseptara el delito armado por ellos mismos.

Pido se haga justicia para esos policias que se prestar a armar delitos valiendose de la confianza de los gobiernos abusando de la confianza arrestando inocentes, para suplir a gente que se dedica a actos delictivos con el fin de que vean que estan trabajando pero lastimosamente todo es una farsa pues estos señores policias son de los que manchan el trabajo y la voluntad de los gobiernos por lo tanto si me jusgan por un delito que no he cometido porque no juzgar a esos policias corruptos pues creo que no solo soy el unico perjudicado.

Se que tengo derecho de apelar la sentencia pido y solicito que si el señor juez no tuvo el tiempo y la capacidad de revisar minuciosamente mi expediente, los señores magistrados confio que ellos sí atenderán mi caso y se apegaran a derecho y hagan valer todas estas inconsistencias por lo tanto pido mi libertad.

Pido todas las garantias de seguridad para mi familia pues estos señores valiendose de la autoridad depositada puedan atentar o armar cualquier tipo de delito en venganza por el valor publico de este caso.

Asi responsabilizo a estos señores de cualquier daño en contra de mi familia y de los problemas físicos y psicológicos que adolesco.

Es penoso y vergonzoso que quienes creemos que nos protegen sean todo lo contrario. Por lo tanto pido a la buena voluntad del gobierno mexicano una intervención y atención a este caso pues aunque parezca sencillo para mi persona y mi familia es algo que nos ha destrozado.

C.C. Lic Enrique peña Nieto
Presidente de México

C.C. Lic. Manuel Velasco Coello
Gobernador del Estado de Chiapas

C.C
Presidente de El Salvador

C.C Comisión Nacional de Derechos Humanos

C.C Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A.C

C.C Centro de Derechos Fray Matias de Cordoba

C.C A la opinión pública

C.C A los medios de comunicación

C.C A todos los Centro de Derechos Humanos

C.C Consuldao de El Salvador

C.C A mis familiares y amigos






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.