10 oct. 2013

Palabra de la Parroquia de Chicomuselo ante la reforma educativa


PARROQUIA SAN PEDRO Y SAN PABLO, CHICOMUSELO, DIOCESIS DE SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS. 10 DE OCTUBRE 2013.
PRONUNCIAMIENTO.
(Venden al justo por dinero, al pobre por un par de sandalias. Oprimen contra el polvo la cabeza los míseros y tuercen el camino de los indigentes. Amós 2,6—7. Los gritos que piden justicia continúan hoy) (cuando los líderes de los diferentes sectores me piden un consejo, mi respuesta es la misma, diálogo, diálogo. Mensaje del Papa Francisco en el Teatro Municipal de rio de Janeiro, Brasil. 2013.)
AL PUEBLO EN GENERAL
A LOS HOMBRES Y MUJERES DE BUENA VOLUNTAD
AL PUEBLO CREYENTE DE LA DIOCESIS DE SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS.


Las y los creyentes de la comunidad católica de esta parroquia de Chicomuselo, preocupados por la situación actual que viven nuestros municipios en el Estado y en nuestro país e iluminados por el evangelio de Cristo anunciando la Buena Nueva a todas y todos, el día de hoy manifestamos lo siguiente:
Nos preocupa que a partir de la reforma al artículo tercero Constitucional, aprobada por el congreso de la Unión y encabezada por el Presidente de la Republica Enrique Peña Nieto quien manifestó durante su campaña política “no al incremento a las cuotas escolares”, los diversos centros educativos en los distintos niveles se encuentren cerrados y millones de niños, niñas y jóvenes se encuentren actualmente sin clases, violentándose el derecho de la educación, al trabajo, entre otros, obligando a miles de maestros y maestras a salir a las calles para pronunciarse en contra de esta reforma educativa.
Nos damos cuenta que la mencionada ley educativa aprobada recientemente afecta a más de un millón de maestros en riesgo de perder sus empleos por defender uno de los derechos conquistados desde 1910 y al mismo tiempo se habla en la citada ley sobre “Gestión autónoma de las escuelas”; en donde las instituciones educativas buscaran por sus propios medios los recursos económicos para rehabilitación de las mismas, afectando a la economía de los padres de familias y alumnos (as) que de por si carecen en las comunidades rurales.
Ante esta realidad manifestamos que la actual reforma en nada beneficia la calidad educativa de nuestros hijos e hijas, sobre todo a quienes convivimos en el medio rural donde la mayor parte de la población carece de los derechos humanos y servicios sociales como son: alimentación, agua potable, vivienda digna, salud, trabajo, espacios recreativos y deportivos, precio justo a los productos del campo, entre otros, situación que perjudica el nivel de capacitación y la calidad educativa que queremos para nuestros hijos. Junto a este panorama se suman la corrupción, la propagación del alcoholismo, la drogadicción, la promoción de comida “chatarra” promovido desde los medios de comunicación, que en nada ayuda al desarrollo social de nuestras comunidades, por lo tanto si buscamos personas con alto nivel académico es importante mejorar la calidad de vida y aplicar medidas mas enérgicas para sancionar a todas esos causas que afectan a la sociedad principalmente a niños, niñas y jóvenes en nivel escolar.
Consideramos que el actual sistema de gobierno obedece a Intereses capitalistas que buscan privatizar la educación acompañándose de otras reformas como es la reforma energética, laboral y hacendaria.
 Se trata de un conjunto de reformas que vienen a profundizar las políticas neoliberales que ya venimos sufriendo desde hace años y que nos condujeron a la situación actual de pobreza y desempleo generalizado.
Nos preocupa especialmente el conjunto de disposiciones en cuanto al ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia de los maestros, que a través de procesos de evaluación establecen mecanismos que dejan sin seguridad laboral a los maestros además que derogan derechos ya adquiridos.
Por lo anteriormente expuesto rechazamos enérgicamente esta reforma educativa y todas las que afecten a la economía y bienestar de los pueblos y reprobamos las actitudes de los legisladores que sin consultar a quienes los eligen para representar estos puestos públicos se olvidan de las necesidades urgentes que vive la sociedad, por lo tanto reprobamos el llamado “Pacto por México” integrado por los principales partidos políticos en el país.
Pedimos urgentemente la intervención del gobierno federal para efectos de instalar una mesa de negociación con representantes del sector magisterial y de padres de familia para revisar de fondo el contenido de la nueva ley de educación, derogando los puntos que afecten a la sociedad. Así como también evitar en lo posible la entrega de diversos tipos de apoyo a través de programas de asistencia social que los hace dependientes favoreciendo a un pequeño grupo con intereses económicos y políticos.
A los maestros y maestras les pedimos continuar firmemente en su posicionamiento en rechazo a estas reformas.
A la sociedad en general les pedimos su solidaridad, informándose e involucrándose en esta lucha iniciada por los maestros para frenar la reforma educativa.
A los medios de comunicación les pedimos que informe estos acontecimientos de manera oportuna, imparcial y veraz de los actuales acontecimientos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.