10 ene. 2018

Ya están libres nuestros compañeros, les agradecemos de corazón: Abejas de Acteal


 
 Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
T ierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

10 de enero del 2018.





Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Después de más de 96 horas de estar secuestrado nuestro compañero José Vázquez Entzín y los 8 compañeros quienes también estuvieron más de 50 horas privados arbitrariamente de su libertad por la gente partidista y autoridades de la comunidad “Río Jordán”, fueron liberados ayer a las 8 de la noche, gracias a la presión de la sociedad civil y de muchas personas de buena voluntad quienes trabajan por la paz y la justicia.

Queremos agradecerles de corazón por sus rezos y oraciones unidos a los nuestros. Nos dimos cuenta que organizados se hace grande nuestra fuerza, que la paciencia y la organización derriba cualquier muro de mentiras e impunidad.

Gracias a las hermanas y hermanos del Congreso Nacional Indígena, al Concejo Indígena de Gobierno, a las y los concejales y nuestra Vocera María de Jesús Patricio Martínez por su solidaridad y denuncia contra la represión del que fuimos víctimas.

Gracias a las compañeras y compañeros del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas por apoyarnos y abogar por nuestra libertad, incondicionalmente.

Gracias a La Red de Apoyo a la Salud de la Ciudad de México por su carta y apoyo durante la detención arbitraria de nuestros compañeros promotores de salud, Sobrevivientes de la Masacre de Acteal y Catequista. Así mismo gracias a los médicos y estudiantes de medicina de algunas universidades de México que nos animaron para que sigamos con nuestro servicio de atención a la salud de los pueblos originarios, porque la salud es un derecho humano y universal así lo establece el artículo 4º Constitucional, aunque, tristemente los partidistas de la comunidad “Río Jordán”, violaron indudablemente ese derecho.

Agradecemos a las compañeras y compañeros de la organización Otros Mundos, A.C. por su incondicional solidaridad y por caminar con nosotros en nuestra resistencia civil y pacífica.

Agradecemos a los Medios Libres y otros medios de comunicación comprometidos con la verdad, si no fuera por ustedes esta grave violación de los derechos humanos por la detención arbitraria de nuestros 9 compañeros, se habría quedado aislado y sólo se tendría la versión oficial y de los medios de paga o “medios chayoteros” del mal gobierno.

No podemos enlistar todos los nombres de la gente que nos apoyó, pero, en verdad son muchas personas que estuvieron pendientes de nosotros y que aunque no estuvieron en la cárcel, pero, de alguna manera u otra hicieron suyo nuestro sufrimiento en la cárcel.

Y nuestro agradecimiento especial y enorme a nuestras compañeras sobrevivientes de la Masacre de Acteal, a las compañeras, esposas de los detenidos de la comunidad “Rio Jordán” y a las compañeras de varias comunidades de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, quienes se organizaron pacíficamente y fueron a liberarnos hasta en donde nos encontrábamos secuestrados. En este caso las mujeres de Las Abejas una vez más mostraron su dignidad, valentía y pacifismo como nos han enseñado durante el largo caminar de los 25 años de organización y resistencia y, cuando sucedió la Masacre de Acteal en el año de 1997.

A las compañeras y compañeros quienes nos apoyaron por nuestra libertad no tenemos dinero como lo hace el mal gobierno para comprar la verdad y la justicia, sino que sólo humildemente les compartimos estas sabias palabras de San Mateo 5-7,10: Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

Y también en San Mateo, capítulo 25 versículo 36 al 40: Porque tuve hambre y me dieron de comer, tuve sed y me dieron de beber, era forastero me acogiste, estaba desnudo y me vestiste y enfermo y me visitaste, en la cárcel y viniste a verme, y entonces los justos le responderán, -Señor ¿Cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te acogimos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte? Y el Rey les dirá: -En verdad les digo que cuando hicieron a uno de estos hermanos míos, más pequeños, a mí me lo hicieron.

Finalizamos, para recordarles que aunque ya estén libres nuestros 9 compañeros, pero, no se ha arreglado la raíz de este problema que les ha costado la libertad y la armonía de nuestras compañeras y compañeros de Las Abejas en
de “Río Jordán”; esperamos que el agente municipal y demás autoridades de esta comunidad, confirmen su disponibilidad de diálogo para que ete conflicto suscitado desde el año de 2015 por causa de diferencias políticas y sociales entre nuestros compañeros de Las Abejas y la gente de la comunidad mencionada, se le encuentre un camino de solución verdadera y definitiva.

Desde Acteal Sitio de Conciencia y Casa de la Memoria y la Esperanza.

ATENTAMENTE

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.


Por la Mesa Directiva:


Martín Pérez Pérez Mariano Gómez Ruiz


Pedro Pérez Pérez Manuel Pérez K’oxmol

Alonso Ruiz López Manuel Nuñez Gutiérrez


Por los 9 compañeros presos y compañeras familiares de los presos:


José Vázquez Entzín Florentina Gómez Pérez


Antonio Ramírez Pérez Lucía Vázquez Jiménez


Sebastián Guzmán Sántiz Guadalupe Vázquez Pérez


Ignacio Pérez Pérez Oscar Hernández Gómez


Eusebio López Guzmán Mario Hermilo Pérez Sántiz


Martín Gómez Pérez Manuel Ortiz Gutiérrez




Publicado originalmente en Las Abejas de Acteal

Foto: Regeneración Radio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.