26 may. 2017

Migrante hondureño concluye huelga de hambre en injusta prisión


San Cristóbal de Las Casas, Chiapas
A 25 de marzo de 2017

A los medios de comunicación, estatal, nacional, e internacional
A los defensores de derechos humanos
A la sociedad civil
A la opinión pública

Soy Roberto Carlos Ruiz Hernández, soy originario de Tegucigalpa Honduras, el 11 de mayo de 2017 hasta el 18 de mayo de 2017 estuve en huelga de hambre para exigir mi libertad y que me trasladaran de manera urgente al penal de San Cristóbal de Las Casas porque no estaba seguro mi vida en el penal de Tonalá. Durante esos días que me costuré la boca y en los últimos tres días de mi huelga de hambre no comí nada, ni agua, ni suero, ni miel. Lo que quería es mi libertad y mi traslado urgente. Mi libertad porque me acusan de algo que no cometí.

Con la huelga de hambre logré que la embajada de Honduras en México Alden Rivera y junto con el consulado de Tapachula tomó mi caso y fue el día martes se comunicó con el vocero de la reconciliación en donde se comprometió con el embajador de mi querido país a liberar,e a finales de este mes de mayo y le pidió al vocero de la Mesa de Reconciliación que cumpla su palabra.

El día jueves 18 de mayo durante la madrugada fui trasladado al penal de San Cristóbal como había pedido, porque no podía estar recluido en Tonalá, porque peligraba mi integridad física. Aquí en San Cristóbal me recibieron los presos injustamente de Bachajón y los presos que luchan por su libertad.

Por eso decidí levantar la huelga de hambre mientras espero que el gobierno de Chiapas cumpla su palabra de liberarme. En caso de que el día 1 de junio no me liberen, ese mismo día me costuro la boca y nuevamente me pongo en huelga de hambre hasta que me liberen.

Mi familia está pasando situaciones difíciles económicamente, por lo tanto exijo mi libertad, que el vocero de la mesa de reconciliación Jorge Arredondo y el gobierno de Chiapas cumpla su palabra.

Atentamente
Roberto Carlos Ruiz Hernández

CERSS 05 San Cristóbal de Las Casas 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.