22 ago. 2016

Movimiento en defensa del agua potable en Chilón denuncia detenciones arbitrarias


Chilón, Chiapas, a 21 de agosto de 2016

A la opinión pública,
A las organizaciones de la Sociedad Civil,
A los gobiernos Federal, Estatal y Municipal,
A los organismos protectores de Derechos Humanos,
A los medios de información,
A las diferentes creencias religiosas,
Al pueblo de Chilón y sus alrededores.


¡ALTO A LA VIOLENCIA E INSEGURIDAD EN LA CABECERA MUNICIPAL DE
CHILÓN,
QUEREMOS PAZ Y JUSTICIA EN NUESTRO PUEBLO!

Como Movimiento en defensa del agua potable, en la cabecera municipal de Chilón buscamos el libre y justo acceso al líquido vital para todos a través de la organización ciudadana en los barrios. Somos hombres y mujeres, tseltales y mestizos, adultos y jóvenes que decidimos organizarnos hace un año debido al desabasto continuo de agua ocasionado por la negligencia de las autoridades municipales para prestar dicho servicio. Hasta el día de hoy seguimos organizados en una lucha pacífica, sin color partidista, sin un único credo religioso y con el genuino deseo de contribuir a la armonía de nuestro pueblo.

En nuestro proceso de organización hemos sido víctimas de atropellos, de amenazas e intimidaciones con el objetivo de aminorar esta lucha. En específico, el Lic. Guillermo Godínez fue secuestrado en 2015 y posteriormente, su hijo Bruno Godínez fue privado de la libertad en el 2016.


El día de hoy nos pronunciamos para denunciar los recientes actos de violencia que continúan en contra de nuestro movimiento. El pasado día 19 de agosto de 2016, alrededor de las 11:00 de la mañana fueron privados de su libertad 6 integrantes de la plantilla laboral de nuestro Movimiento, mismos que responden a los siguientes nombres: CESAR DEL CARMEN PENAGOS URBINA, MIGUEL ÁNGEL VILCHIS GUZMÁN, MIGUEL GONZALO LÓPEZ RODRÍGUEZ, JOSÉ LUIS PÉREZ AGUILAR, EDGAR OMAR ESTRADA VILCHIS y ERVIN GÓMEZ CANTÉ. Dichas personas fueron liberadas en el transcurso del mismo día gracias a la unidad del pueblo y por medio del apoyo de otras organizaciones afines. Es necesario dejar claro que todo se realizó sin el respaldo de las autoridades municipales. Por su parte, denunciamos públicamente como autores intelectuales y materiales del delito anteriormente descrito, a la SRA. IRMA DE JESÚS MALDONADO PÉREZ, quien funge como Delegada del Barrio de Guadalupe Tepeyac, así como también al SR. JORGE VILCHIS LÓPEZ. Hacemos responsables a éstas personas por el daño físico y psicológico hacia nuestros compañeros, así como del facellimiento del SR. GUADALUPE BAUTISTA GÓMEZ, hermano de uno de los afectados.

De igual manera, denunciamos la nula respuesta para resolver este problema por parte del LIC. FELIPE GUTIERREZ MIRANDA, presidente municipal de Chilón; de la LIC. FLOR GUIRAO AGUILAR, Síndica Municipal y del C. MIGUEL ESPINOZA, Delegado de Gobierno en Chilón, todos funcionarios públicos. Demandamos que cumplan con su deber de administrar una justicia pronta y expedita.

Estamos indignados por los hechos ocurridos y por ello exigimos aplicación inmediata de justicia para resarcir los daños ocasionados por el delito de secuestro de nuestros compañeros. Exigimos acciones competentes de las autoridades municipales para garantizar la seguridad no sólo de los integrantes de nuestro Movimiento si no de todo habitante de Chilón.

Solicitamos que las autoridades estatales y federales con base en las facultades otorgadas por la ley, colaboren para la impartición de justicia a las víctimas del hecho y con ello erradicar la situación de impunidad que caracteriza a la cabera municipal.

Invitamos a los ciudadanos y a todas las organizaciones afines que luchan por mejorar nuestro pueblo para que permanezcan atentos y se solidaricen con nuestro Movimiento. De igual manera, exhortamos a todos a no callar ante la injusticia y propiciar con acciones conjuntas la paz para todas y todos.

Atentamente:

Movimiento en Defensa del Agua.

Chilón, Chiapas, México.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.