30 ago. 2016

Alejandro Diaz Santiz reitera su exigencia de libertad





A la opinión publica
A los medios de comunicación estatales, nacionales e internacionales
A los medios alternativos
A la Sexta
A los defensores de los derechos humanos ONG
Al Congreso Nacional Indígena y al EZLN

Preso indígena tsotsil Alejandro Diaz Sántiz solidario de la voz del Amate integrante a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN recluido en el CEFERESO No. 15 en Villa de Comatitlán Chiapas. Los malos gobernantes que existen en nuestro pais y estados solo viven en puras mentiras prometiéndonos apoyo que jamas cumplen especialmente con el gobernador Manuel Velasco Coello. 

Cuando fue la segunda visita que en el CERESO No. 15 de San Cristóbal de las Casas. Cuando fue a liberar a todos mis compañeros solidarios de la voz del Amate el pasado 4 de julio del 2013. Soy el único solidario de la voz del Amate que no fui liberado, el pretexto del gobernador que mi caso es de otro estado- 


Donde el se comprometió ver mi caso o buscar los medios ante las autoridades de Veracruz para obtener mi libertad, cosa que hasta la fecha no ha cumplido nada. A pasado más de 3 años sin tener alguna respuesta es por eso nuevamente exijo al gobernador de Chiapas que cumpla su palabra. 

Por otro lado le pido al presidente de la república Enrique Peña Nieto a que exhorte al Gobernador de Veracruz por mi libertad que ha sido robada durante hace más de 17 años pagando un delito que jamas cometí. 


Por ultimo invito a todas las organizaciones independientes estatales nacionales e internacionales a seguir exigiendo las verdaderas justicias y las libertades de todo los presos políticos y presos de conciencia de todo el mundo.


Juntos podemos ganar las verdaderas justicias

                                         Fraternalmente

                                       Alejandro Diaz Sántiz
                                       a 5 de agosto del 2016





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.