13 jun. 2016

Desaparición Forzada de Maximiliano Gordillo en un contexto de violencia e injusticia: parroquia de Socoltenango



A los medios libres de comunicación
A los defensores y defensoras de Derechos Humanos
A las diversas organizaciones no gubernamentales
A los miembros de las diferentes confesiones religiosas
A los hombres y mujeres de buena voluntad:

La causa principal de la pobreza es un sistema económico que ha quitado a la persona del centro y ha puesto al dios dinero, un sistema económico que excluye, excluye siempre, excluye a los niños, ancianos, jóvenes sin trabajo… y que crea la cultura del descarte en la que vivimos. Nos hemos acostumbrado a ver personas descartadas. Esta es el motivo principal de la pobreza, no las familias numerosas”. (Papa Francisco).

Para contextualizar la desaparición forzada de Maximiliano Gordillo Martínez, originario de Tzinil, Socoltenango, Chiapas, México, recordemos que: 
 
En México más del 50% de los mexicanos vive en pobreza. Que según informe 2014 del CONEVAL 63.5 millones de mexicanos tenían ingresos inferiores para adquirir la canasta alimentaria. Que vivimos en un país donde reinan el desempleo, los robos, la violencia, los secuestros, la corrupción, la injusticia y la impunidad. Situación que retoma el papa Francisco en su discurso a las autoridades en el palacio nacional. Además somos un país donde las instituciones han perdido credibilidad.

Chiapas es el estado con mayor reflejo de pobreza y marginación de México, se vive en precariedad, en condiciones económicas inhumanas que obliga a la población a desplazarse a otros lugares que parecen ofrecer una mejora económica para la familia.

Sumado a esto también está la dependencia de los programas sociales implementados por el gobierno que no resuelven los problemas económicos de la población y que los hacen dependientes de ellos. Se ha analizado que también causan divisiones en las comunidades. Así mismo el cambio al artículo 27 constitucional que propició la entrada del Procede o Fanar ha provocado que ante la pobreza generada el campesino sea más vulnerable para vender sus tierras. Quedando está en manos de los adinerados de la región.

En la Zona Sur de nuestra diócesis, a la que pertenece la parroquia de Socoltenango, el único modo de trabajo es ser jornaleros en el corte de la caña de azúcar durante los 6 meses que dura la zafra, jornaleros en tiempo de siembra de maíz y frijol o bien algún trabajo eventual. Los jornales son mal pagados, hay falta de empleo, el bajo precio de sus cosechas provoca que muchos solo siembran los granos básicos para el consumo de su familia; a esto se suma el endeudamiento por los préstamos a casas de empeño.

También el nivel de educación es muy bajo ya que la mayoría solo alcanzan estudio de primaria (conafe) y algunos de Telesecundaria.

Todo lo anterior provoca la migración interna.

Algunas comunidades que son más conscientes de la realidad que vivimos luchan contra este sistema opresor, buscando alternativas del buen vivir para no caer en la trampa del neoliberalismo tales como: trabajos colectivos, cuidado de la madre tierra, defensa de tierra y territorio, organizarse con otras comunidades, entre otras prácticas. Esto implica para ellas, luchar desde la pobreza y la resistencia, asumiendo la persecución que conlleva de parte de los defensores del sistema.

En este contexto político, social y económico se presenta la situación de Maximiliano de apoyar económicamente a su familia buscando trabajo en otro estado del País (Playas del Carmen, Quintana Roo).

Como mexicano, que es, ha sido violentado su derecho a:
  • buscar un trabajo que ayude a su familia y a su futuro personal;
  • al libre tránsito, siendo detenido por personal de migración en el estado de Tabasco,
  • ser respetada su dignidad de persona,
  • vivir como persona libre, al privarlo de su libertad sin ninguna causa justificada.
  • Poder comunicarse con su familia o buscar un abogado para su defensa.

Maximiliano y su familia han sido activos en los servicios realizados en la parroquia de La Santa Cruz, Socoltenango, perteneciente a la Diócesis de San Cristóbal de las Casas. Por lo cual como miembros de la misma estamos consternados por la situación e indignados por la actuación del personal de migración, pues eso nos hace seguir desconfiando de este sistema de gobierno que se caracteriza por la corrupción e impunidad. 
 
Es por esto que exigimos a las autoridades de los tres niveles de gobierno que presenten con vida a Maximiliano Gordillo Martínez, así como la aplicación del castigo a los responsables de su desaparición.

Llamamos a la solidaridad a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a los miembros de la Iglesia católica de otras diócesis, a miembros de las diferentes confesiones religiosas y a las organizaciones civiles a que se manifiesten y pronuncien a favor de la aparición con vida de Maximiliano.

Seguiremos de cerca, como hasta ahora, el acompañamiento del caso a su familia hasta que Maximiliano esté entre nosotros y nosotras.

Agentes de Animación y Coordinación Pastoral de la Parroquia de la Santa Crúz, Socoltenango, Chiapas.
San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México; a 13 de junio de 2016.


María Reyes Arias Sarao Jose Luis Bezares S. 

Familia de Maximiliano Gordillo exige su presentación con vida

http://chiapasdenuncia.blogspot.mx/2016/06/familia-de-maximiliano-gordillo-exige.html

Desaparición forzada de personas migrantes en México: Entre la inoperancia y el encubrimiento

http://www.frayba.org.mx/archivo/boletines/160613_pronunciamiento_conjunto_maximiliano-1.pdf

Desaparición forzada de Maximiliano Gordillo en un contexto de violencia e injusticia: Parroquia de Socoltenango

http://chiapasdenuncia.blogspot.mx/2016/06/desaparicion-forzada-de-maximiliano.html

Luz y Fuerza del Pueblo en solidaridad con la familia de Maximiliano Gordillo

http://chiapasdenuncia.blogspot.mx/2016/06/luz-y-fuerza-del-pueblo-en-solidaridad.html

Foto conferencia de prensa: Omisión de autoridades en Desaparición Forzada de Maximiliano Gordillo Martínez. 13 de junio 2016. San Cristóbal de Las Casas, Chiapas  (Frayba)
 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.