11 feb. 2016

Amenazas de desalojo a plantón de familias tsotsiles en desplazamiento forzado


Municipio Autónomo “Vicente Guerrero” adherente de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.

A los organismos defensoras de los derechos humanos.
A las organizaciones hermanas y solidarias.
A los adherentes de la sexta nacional e internacional.
A los medios de comunicación honestos y alternativos.
Al pueblo creyente.
Al pueblo en general.

Ante el contexto nacional de miseria y represión sistemática, de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas hacia luchadores sociales y defensores de los derechos humanos, de desplazamiento forzado por motivos políticos de pueblos y comunidades campesinas e indígenas por parte del Estado mexicano y a 7 días de a ver instalado un plantón por tiempo indefinido, las familias desplazadas de Shulvo, del municipio Autónomo “Vicente Guerrero”, Zinacantan, Chiapas, nos pronunciamos:

1.- El gobierno de Enrique Peña Nieto y Manuel Velasco Coello en Chiapas, a todas luces buscan ocultar los problemas políticos y sociales que han generado sus políticas de explotación y opresión contra el pueblo mexicano y chiapaneco, pretenden ocultar la represión masiva y selectiva, las desapariciones forzadas contra luchadores sociales y defensoras de los derechos humanos, las ejecuciones extrajudiciales y demás violaciones graves a los derechos humanos que su gobierno ejecuta contra el pueblo organizado y no organizado en la defensa de sus derechos humanos.

2.- Como familias desplazadas de Shulvo, del municipio Autónomo “Vicente Guerrero”, a más de 2 meses de nuestro desplazamiento forzado y 7 días de instalarnos en plantón indefinido, constatamos la cerrazón, insensibilidad y nula voluntad política del gobierno de Velasco Coello por atender las demandas y necesidades de los pueblos y comunidades en Chiapas, concretamente hacia nuestra condición de desplazamiento forzado y se nos criminaliza por esta razón.

3.- Por complicidad, comisión y omisión del gobierno de Velasco Coello se cometen cada uno de los crímenes y violaciones a los derechos humanos de los pueblos y sus organizaciones. De esta forma, las distintas instancias gubernamentales son responsable de la política de Estado y con ello, la represión sistemática contra quienes nos organizamos y luchamos por nuestros derechos humanos. Nuestra condición de desplazados no ha sido por problemas intercomunitarios o un problema entre particulares como el Estado y la iglesia lo quieren tratar, nuestra condición de desplazados ha sido una política de Estado contra quienes nos organizamos, ha sido un desalojo por grupos de choque de corte paramilitar que es instruido, adiestrado y financiado por el gobierno federal y estatal para golpear, desarticular a los pueblos organizados ante la explotación y opresión.

4.- Queremos dejar en claro que nuestra decisión política de instalarnos en un plantón indefinido no responde a la coyuntura actual, es decir, nada tiene que ver con la visita del Jefe de Estado Vaticano, el papa Francisco, nos mantenemos al margen del respeto a los pueblos que aun depositan su fe en la iglesia para resolver los problemas de hambre y represión, sin embargo, con la llegada del papa Francisco a nuestro estado, desde la iglesia nos demuestran la insensibilidad y el desprecio hacia quienes por la política de represión, de hambre y nuestra condición de desplazados forzados nos encontramos en plantón indefinido en exigencia de un retorno inmediato y sin represión política de los distintos niveles de gobierno a quienes por su política de represión nos mantienen en condiciones inhumanas. Pedimos en la medida de sus condiciones, en verdadera y humana condición, se pronuncien en contra de estas violaciones graves a nuestros derechos humanos, a no mostrar más su insensibilidad ante los problemas del que somos víctimas, a no ser parte de la criminalización que se da desde el Estado hacia nuestra lucha y familias, a no ser parte de esta política criminal del gobierno mexicano contra los trabajadores.

Nuestro plantón indefinido responde a nuestra condición de desplazados por motivos políticos, responde a la cerrazón y nula voluntad política del gobierno de Velasco Coello por dar respuesta a nuestras demandas justas; nuestro plantón responde a las constantes agresiones de los grupos de corte paramilitar y a la impunidad con que mantiene estas agresiones como política de Estado contra los pueblos organizados ante las condiciones de pobreza y miseria que han dejado los gobiernos burgueses en nuestro país.

5.- A 7 días de este plantón, no existe avance o muestra de voluntad política del gobierno estatal o federal a nuestras demandas, por el contrario, existe una amenaza de represión y de desalojo a través del uso de las fuerzas castrenses a unos días de la llegada del papa Francisco en esta ciudad de San Cristóbal de Las Casas.

Estamos claros, que ante la llegada del papa Francisco, el gobierno de Manuel Velasco Coello y Enrique Peña Nieto han buscado por todos los medios que nos dobleguemos ante nuestras exigencias y desistamos de nuestra lucha justa y digna como pueblos organizados por la opresión y represión históricas, pretenden limpiar la plaza de la “Resistencia y la Paz” de cualquier protesta, pretenden esconder las consecuencias de sus políticas de hambruna, de saqueo, explotación y despojo de nuestras tierras, pretenden borrar todo rastro de pobreza y miseria inocultables.

En este contexto, pedimos de la manera más atenta, a los organismos defensores de los derechos humanos oficiales y no gubernamentales a estar atentos, a pronunciarse a favor de nuestras demandas y en la medida de sus atribuciones exigirle a las autoridades competentes la solución inmediata a nuestras demandas justas y legítimas; a las organizaciones hermanas y solidarias, a los compañeros adherentes a la sexta declaración a pronunciarse y estar atentos ante las posibles agresiones o desalojo de las familias desplazadas de Shulvo, Zinacantán, quienes nos encontramos en plantón indefinido en la plaza de la “Resistencia y de la Paz”.

De estos hechos y de cualquier atentado a nuestra integridad física y psicológica hacia cualquier compañero de Shulvo y del municipio autónomo Vicente Guerrero, responsabilizamos al gobierno de Enrique Peña Nieto, al gobierno del estado Manuel Velasco Coello, al presidente municipal de Zinacantán, Manuel Martínez Jiménez, a las autoridades oficial afiliados al PRI Mariano Pérez Pérez, Mariano Ruíz Vázquez, Juan Pérez López y José Hernández López (Ex agente y Segundo Ex Agente Rural de Shulvo) y las autoridades actuales de Shulvo, José Pérez Pérez y Domingo Ruiz Vázquez primer y segundo agente rural, como los autores intelectuales o materiales de cualquier intento o agresión que se de en nuestra contra.
Combativamente.

¡Retorno inmediato a las familias desplazadas de Shulvo!
¡Castigo para los responsables materiales e intelectuales del desplazamiento forzado!
¡Reparación de los daños ocasionados por los paramilitares del PRI!
¡Alto al intento de desalojo de las familias desplazadas de Shulvo!
¡Repudio total a la represión masiva y selectiva contra los pueblos organizados!
¡Libertad a todos los presos políticos de conciencia en el país!
¡Presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos de ayer y hoy!
¡¡Vivos de los llevaron, vivos los queremos!!

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 10 de febrero de 2016.
Municipio Autónomo “Vicente Guerrero” adherente de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

Plantón de desplazados de Shulvó en la Plaza de la Resistencia en San Cristóbal de las Casas 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.