12 may. 2015

Constructora Peje de Oro genera violencia en contra de mujeres que defienden el agua y los humedales


Desde el 25 de abril, y los días 25, 27 , 29 de abril, 1, 2 ,4 y 5 de mayo la constructora Peje de Oro ha atravesado volteos y una camión revolvedora impidiendo el libre transito, en una abierta actitud intimidatoria en contra de los habitantes del Fraccionamiento FSTSE 2001 corral de piedra, que forman parte de la red ciudadana en defensa de los humedales, el agua y el patrimonio natural del Valle de Jovel.

Los vecinos presentaron una denuncia penal ante la Procuraduría de Justicia del Estado de Chiapas (PGJE), por amenazas, hostigamiento, acoso, perturbación a la paz pública y obstrucción del libre transito que vienen padeciendo los vecinos del fraccionamiento, en ese sentido, el gobierno dicto medidas de protección dirigidos al Comisario Municipal de Policía Mario Cañas, las cuales han sido inexistentes, y favorecen el clima de confrontación.
El día de hoy 8 de mayo aproximadamente a las 11 de la mañana, llegaron dos volteos y una camión rojo, con 30 personas armadas con palos y herramientas. 
 
En un carro gris descendió el Ing. Díaz Ochoa y exigió que se le permitiera el paso a los materiales con los cuales están rellenando los humedales de María Eugenia, y que forman parte de la prueba de los delitos de ecocidio y destrucción ambiental que viene realizando la empresa desde el mes de diciembre del 2014.

Las mujeres que en ese momento se encontraban en sus casas, por el ruido que generan los volteos salieron a ver que pasaba, y en ese momento el grupo de golpeadores empezaron a dirigirles palabras obscenas, con un descarado uso de palabras soeces, que forman una campaña de intimidación y amenazas en contra de las compañeras que están defendiendo los humedales y el derecho al agua.

Se hizo un intercambio de palabras entre los provocadores y las mujeres, en las cuales el personal de la constructora amenazaron con destruir el portón que fue construido desde el año 2005, los trabajadores arrancaron el letrero en el que se manifestaban las medidas de protección a los vecinos, y pegaron cartulinas en las que escribieron amenazas en contra de la mesa directiva de los vecinos.

Manifestamos que esta violencia en contra de las compañeras , es un acto de cobardía que demuestra el bajo nivel que tiene la directiva de la constructora.
Le pedimos a la sociedad civil, a los grupos en defensa en derechos de la mujer, de derechos humanos que documenten esta agresión en contra de las mujeres que están defendiendo el agua y el territorio.

Asimismo, ante la abierta complicidad que tiene la gente del municipio y el gobierno estatal con el personal de la empresa, hemos tomado la decisión de canalizar nuestra inconformidad ante instancias federales e internacionales, que verdaderamente estén comprometidos con el ambiente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.