9 mar. 2015

Niñas y adolescentes indígenas en Chiapas ante la exclusión y discriminación



San Cristóbal de las Casas, Chiapas, a 8 de marzo de 2015
  • Las niñas y adolescentes constituyen el 40% de la población total de mujeres en Chiapas y es en quienes se concentra una acumulación de exclusiones que les invisibiliza, oprime, y violenta sus derechos de manera sistemática.
  • Por cada hombre adolescente que no estudia ni trabaja hay 11 mujeres. La condición de analfabetismo de las mujeres es superior al de hombres en todas las edades. 1

Las niñas y adolescentes tienen menos oportunidades de trabajo y educación. La falta de acceso, permanencia y conclusión de los estudios tiene un impacto sumamente negativo en su desarrollo personal y profesional. La educación es fundamental para su pleno desarrollo y el fortalecimiento de su autonomía; representa mejores condiciones para la toma de decisiones, libre e informada, sobre sus proyectos de vida así como para el cuidado de su salud, el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos y su derecho una vida libre de violencia.

Asimismo, las complicaciones de embarazo y parto son la principal causa de muerte en mujeres indígenas entre este sector de población. Niñas y adolescentes siguen siendo víctimas de la falta de información, de la cultura patriarcal que impone la maternidad obligatoria y de la discriminación en los centros de salud para decidir sobre su cuerpo, su sexualidad y sus proyectos de vida. Chiapas registra el tercer lugar a nivel nacional con el mayor número de madres adolescentes que van de los 15 a 19 años.2

Es importante destacar además que la violencia contra niñas y adolescentes en el estado es quizá, tanto la condición estructural y comunitaria, como la práctica cotidiana, que más afectaciones produce en la vida de las mujeres desde la infancia. En 2008, el 42% de las mujeres indígenas de los Altos de Chiapas manifestaron haber sido víctimas de golpes y/o humillaciones en la infancia, y el 7% de abuso sexual, el 41% de violencia por parte de sus parejas, y 10% de violencia sexual.3 Los casos de violencia feminicida contra niñas y adolescentes en Chiapas van en aumento, sin que existan acciones a nivel federal que garanticen la seguridad de las niñas y adolescentes y prevengan este tipo de violencia. Hasta la fecha, la solicitud de alerta de violencia de género, realizada en noviembre de 2013 denunciando la falta de implementación y efectividad de los mecanismos de protección para prevenir el feminicidio, sigue sin emitirse.

Aunado a ello, nos preocupa el aumento de desplazamientos forzados generados por la impunidad e ineficiencia en la impartición de justicia y las afectaciones de ello en la vida de las niñas y adolescentes y de cientos de familias indígenas en Chiapas que han sido despojadas de su territorio.

Estas situaciones reflejan las condiciones de vida de miles de niñas y adolescentes chiapanecas, en su mayoría indígenas, y nos hablan de prácticas sustentadas por el sistema patriarcal que perpetúan la opresión de niñas y adolescentes indígenas por su condición de edad, género y etnia.

Niñas y adolescentes son presente, no solamente futuro. Es urgente avanzar en el reconocimiento de sus derechos como mujeres, superar los estereotipos machistas que continúan vigentes, condenar y eliminar los usos y costumbres de las comunidades que pasan por encima del Interés superior de niñas y niños. Es necesario asumir un compromiso político y ético a su favor y garantizar condiciones para que ellas puedan imaginar y realizar sus proyectos de vida en forma plena, en libertad.

Todos los derechos establecidos en la Convención sobre los Derechos del Niño deben ser garantizados sin discriminación por motivos de sexo. La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer, obliga al Estado mexicano a promover la igualdad de los derechos de las niñas y adolescentes dado que están comprendidas en la comunidad más amplia de las mujeres y son más vulnerables a la discriminación en el acceso a la educación básica, así como a la trata de personas, el maltrato, la explotación y la violencia.

Es necesario que la nueva Ley de Derechos de Niñas, niños y Adolescentes del estado de Chiapas que deberá promulgarse a más tardar el 03 de junio, integre la perspectiva de género para contar marcos normativos y políticas públicas que permitan a las mujeres de todas las edades el acceso a mejores condiciones para defender sus derechos y fortalecer su autodeterminación como personas y grupo social, y que todo ello incida en una mejor calidad de vida para ellas y otras mujeres en su entorno próximo.


Fuentes:
1 Infancia Cuenta en México 2014. Red por los derechos de la Infancia en México, 2015. Estimaciones a partir del Censo General de Población y Vivienda 2000 y 2010, INEGI.
2 Infancia Cuenta en México 2010. Red por los derechos de la Infancia en México, 2011.
3 Encuesta de Salud y Derechos de las Mujeres Indígenas, 2008.

Publicado originalmente en:

Foto: Niñas y niños desplazados forzados de la comunidad El Bosque, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.