8 mar. 2014

Comunicado de las mujeres Abejas en el Día Internacional de la Mujer

   Organización de la Sociedad Civil Las Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Ch'enalvo', Chiapas, México
08 de marzo 2014



A todas las Organizaciones Sociales y Políticas
A todas las y los Defensores de los Derechos Humanos
A los Medios de Comunicación Alternativos, Independientes y Comunitarios.
A la prensa Nacional e Internacional
A las y los Adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona
A la Sociedad Civil nacional e internacional
08 de marzo día Internacional de la Mujer.
Hermanas y hermanos.
Bienvenidas y bienvenidos en esta Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal, agradeciendo a todos por acompañarnos en esta marcha por el día Internacional de la mujer.
Estamos reunidas aquí, las mujeres Abejas de Acteal por el día Internacional de la mujer, para recordar a las 146 mujeres trabajadoras que murieron en el incendio de la fábrica  de textiles el 25 de marzo de 1911 en Estados Unidos.
Hoy recordamos también que el 22 de diciembre de 1997, en este lugar fueron masacradas nuestras compañeras por un grupo paramilitar priista y cardenista del municipio oficial de Chenalhó, Chiapas. No hay duda alguna, la masacre de Acteal es un crimen de Estado, dicha matanza se dio en un contexto de guerra de contrainsurgencia diseñado por el estado mexicano, encabezado en ese entonces por Ernesto Zedillo Ponce de León. A más de 16 años de dicha masacre, la justicia ha quedado a medias.  En el año 2009 la llamada “Suprema corte de Justicia de la Nación”, ordenó la excarcelación masiva de los paramilitares responsables de la matanza, con este acto queda evidenciado que el mismo Estado encubre su crimen y dejando así en total impunidad a los autores intelectuales de la masacre de Acteal.
A más de 16 años de Acteal, no olvidamos que nuestras compañeras fueron asesinadas por el mal gobierno. Dicha masacre nos trajo tristeza, miedo y enfermedades; el dolor ha sido mucho, pero más grandes son nuestra memoria y esperanza.
Las mujeres de Las Abejas y las sobrevivientes de la masacre, aquí estamos en pie de lucha. Le demostramos al mal gobierno que no le  tenemos miedo, aunque intente borrar su crimen que cometió aquí en Acteal. No nos cansamos de exigir la justicia. Queremos que haya  paz y armonía .
Nuestras compañeras masacradas murieron organizadas, ellas murieron diciendo la verdad, murieron rechazando la violencia que sembró el mal gobierno en nuestro pueblo de Ch’enalvo´. Ahora nosotras seguiremos ese ejemplo valiente y digno de nuestras hermanas masacradas. El espíritu de nuestras compañeras masacradas aquí está entre nosotras. Sentimos que están presentes en cada una de nuestras memorias, velando nuestras luchas, trabajos y logros.
Retomamos el problema prevaleciente en el ejido Puebla, pareciera que el mal gobierno de Chiapas encabezado por Manuel Velasco, con la “devolución” del predio católico el pasado 26 de febrero haya resuelto conflicto; pero si lo pensamos un poquito, sólo se está dando una solución a medias. Ayer en la colonia Puebla fue quemado una puerta de una casa de catequesis de nuestros hermanos católicos de Puebla, entendemos que ese acto es un mensaje de odio y violencia de la gente del comisariado y pastor evangélico Agustín Cruz Gómez.
Vemos que el retorno de nuestros hermanos y hermanas católicas a sus casas, se está complicando. Si el gobierno hubiera aplicado la justicia como debería de ser, en la colonia Puebla habría paz y tranquilidad. Sin embargo, el mal gobierno en vez de resolver conflictos los propicia. En el año de 1997 el mal gobierno de Julio Cesar Ruiz Ferro y Ernesto Zedillo, crearon y protegieron a los paramilitares y les dieron total impunidad para agredir y matar a los miembros de Las Abejas. Y hoy vemos que está pasando lo mismo con Manuel Velazco Coello y Enríque Peña Nieto, le dieron impunidad a los agresores de la colonia Puebla quienes fueron los mismos que agredieron, golpearon y amenazaron de muerte a Las Abejas en el año de 1997. La violencia y agresiones que siguen suscitando en la colonia Puebla es el resultado de un mal gobierno que no aplica la justicia, que se alimenta de impunidad e injusticia.
Historicamente la mujeres se nos ha tratado como objeto e inferiores. Esta mentalidad discriminatoria y machista, nos ha orillado de nuestros verdaderos derechos como mujeres. Uno de los derechos que se nos ha negado, es el derecho a la tierra. Hoy decimos que se cambie esa vieja costumbre de que sólo el varón puede heredar tierras. A los papás, a los hombres; reconozcan a la mujer su derecho a la tierra y que valemos igual que los hombres.
En la actualidad el tema de la migración hacia las ciudades dentro de la república mexicana y a Estados Unidos, muchos de nuestros compañeros se han ido hacia esos lugares, esto se debe a la falta de trabajo o el bajo precio al vender los productos que cosechan. En las grandes ciudades no se obtiene un salario justo, además cuando regresan a sus comunidades, ya traen otra mentalidad que muchas veces no es positiva. La situación económica cada vez va de mal en peor; el mal gobierno con sus llamadas “reformas” ha hecho que los pobres vivan más en la miseria, pero, las grandes empresas trasnacionales se hacen más ricos a costa del sudor de los pobres y del despojo que hacen en nuestros territorios.
También en esta marcha exigimos la prohibición de bebidas alcohólicas, que el gobierno o las autoridades dan permiso para que existan tiendas de alcohol, la ley los protege, por eso decimos YA BASTA!. No a la creación de cantinas en las comunidades, basta que el mal gobierno meta alcohol en las comunidades, que solo perjudican la vida de las mujeres ya que provoca violencia dentro del hogar, y nuestros hijos también están aprendiendo a consumir el alcohol, eso no está bien. Les decimos a los compañeros que sepan que el alcohol no es bueno tanto para la salud y como para la comunidad. Les invitamos a reflexionar por su bien y la de sus familias.
Además, en este día pedimos y exigimos respeto a la madre naturaleza; cuidar sus árboles, sus ríos y sus lugares sagrados. Los verdaderos causantes de la destrucción y contaminación de la madre tierra son las grandes empresas en complicidad con los malos gobiernos.
Por todo lo anterior, invitamos a las mujeres y hombres a organizarnos más, porque sólo así unidas y organizadas podemos tener más fuerzas para luchar. Mientras seamos más mujeres y hombres consientes; podemos cambiar las cosas, pero solo si de verdad actuamos. Que las ideas y las manifestaciones de las mujeres nadie las prohiban, porque es un derecho.
¡No queremos más violencia!
¡Ya basta de la venta y consumo de alcohol en nuestras comunidades!
Atentamente
Las Mujeres de la organización Sociedad Civil Las Abejas.

María Vázquez Gómez               Rosa  Pérez Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.