14 oct. 2013

Comunicado del Pueblo Creyente de Simojovel: "Peregrinamos para buscar y exigir paz"



Parroquia San Antonio de Pádua, Diócesis de San Cristóbal de las Casas.
12 de Octubre 2013

Al pueblo en general de todo el mundo
A todos los medios de comunicación nacional e internacional
A las autoridades municipal, estatal y federal
A todas las personas solidarias que nos acompañan
A los defensores y defensoras de los derechos humanos
A todas las distintas denominaciones religiosas

Venimos peregrinando para exigir y buscar paz fundamentada en la VERDAD, en la JUSTICIA, en la LIBERTAD y en el AMOR. (Jn. XXIII PT)

Dios dice en Éxodo 3, 7-8:”He visto la humillación de mi pueblo en Egipto y he oído sus quejas cuando lo maltrataban. Me he fijado en sus sufrimientos, y he bajado para librarlo del poder de los egipcios y para hacerlo subir de aquí a un país grande y fértil, a un tierra que mana leche y miel”.

Jesucristo dice: “LA VERDAD LOS HARÁ LIBRES” (Jn, 8, 31)

Estas son las motivaciones que nos han hecho caminar y peregrinar porque “la fe de la Iglesia católica está impregnada de profundos anhelos de liberación” (III SD.)


Desde años atrás, el pueblo de Simojovel ha venido viviendo violencia e inseguridad de distintas maneras: asesinatos, robos, asaltos, corrupción de las autoridades, injusticias, impunidad, alcoholismo, venta de cocaína, mariguana y otras drogas etc. Lo que más ha conmovido en estos días, es el asesinato sin piedad (Degollada) de una anciana en su casa a pleno luz del día el 14 de septiembre. También el 16 de septiembre al comienzo de la noche a un anciano le roban en su casa y casi lo matan; todos estos últimos meses se ha venido viviendo casi todos los días los robos, asaltos en las casas o en la calle; por tanto en este pueblo existe mucho sufrimiento. Nuestro Obispo don Felipe dice: “sólo un ciego o un egoísta no ve el dolor de nuestro pueblo” también se pregunta nuestro Obispo: “¿Quién puede quedarse indiferente ante este panorama? Por ello, dice nuestro sínodo: “viendo esta realidad desde el compromiso de fe, nos cuestionamos: ¿Qué es lo que nos corresponde hacer?”

Como profetas nos toca decir la verdad, y la verdad nos hará libres, dice Jesús.

Factores que contribuyen a la inseguridad y violencia.

Queremos expresar los factores que han contribuido a esta violencia e inseguridad, mencionamos 6 aunque pueda haber más.

1.- La violencia dentro de la familia.
Nuestros Obispos de México dicen: “La violencia intrafamiliar es escuela de resentimientos y odio en las relaciones humanas básicas”.

2.- Corrupción e impunidad:
También nuestros Obispos de México expresan: “Hay disimulo y tolerancia con el delito por parte de las autoridades responsables de la procuración, impartición y ejecución de la justicia. Esto tiene como efecto la impunidad, las deficiencias en la administración de justicia –por incapacidad, irresponsabilidad o corrupción. Se ha hecho evidente la infiltración de la delincuencia organizada en instituciones del estado. Si no hay justicia, se puede delinquir con mayor facilidad”.

Esto lo comprobamos en este pueblo: Hace poco tiempo el entonces director de la policía le puso mariguana en su mochila a un ciudadano de San Andrés Duraznal, luego lo metió en la cárcel y le exigió una cantidad de dinero, de suerte que la víctima es autoridad, por eso se le hizo justicia, pero los que no somos autoridades estamos expuestos totalmente de esta gran injusticia.

Otro hecho que nos preocupa es que algunos delincuentes expresan que no tienen miedo porque están protegidos por las autoridades.

Así mismo, la policía municipal detuvo a una persona sospechosa y en la revisión le encontraron una pistola, lo metieron en la cárcel y dos horas después, llegó una llamada telefónica de una autoridad de alto rango pidiendo su excarcelación.

Estos y otros hechos en donde se manifiesta la corrupción y la complicidad de las autoridades. El pueblo expresa que ya no sabe de quién cuidarse si de los delincuentes o de las autoridades.

3.- Inseguridad con la seguridad pública y otras fuerzas públicas.

Denunciamos también el actuar de las fuerzas públicas. Muchas personas expresan su inconformidad que al realizar operativos los judiciales y la seguridad pública muchas veces es para extorsionar, intimidar a la ciudadanía, y es ahí donde se fortalece la corrupción y las injusticias.
4.- Las cantinas, la venta de mariguana, cocaína y otras drogas
En este pueblo, ha aumentado mucho el número de cantinas. En varias de ellas existen la prostitución, la venta de mariguana, cocaína y otras drogas. Esta es una de las causas de la violencia porque algunos de los que roban y matan están tomados y drogados.
5.- El sistema político.
Uno de los factores que ha fortalecido la violencia y la inseguridad, es el sistema político de este pueblo, porque la gobernabilidad de este pueblo está en manos de unas pocas personas y siguen mandando en la presidencia aunque ya no son autoridades. Esto quiere decir que las decisiones de las autoridades en algunas ocasiones vienen de otras personas: “el monopolio del poder genera corrupción y ambición”
6.- La compra de algunos líderes políticos.
Las organizaciones tienen su origen en las luchas por la justicia con dignidad, pero muchas veces en la actualidad han vendido sus luchas con las autoridades y así termina enriqueciéndose el líder, pero sus miembros quedan decepcionados y sin justicia. Esto es otro factor de la inseguridad y la violencia.
7.- El silencio del pueblo
Responsable en gran parte de todos estos hechos que han generado la violencia y la inseguridad, es el silencio del pueblo por dos motivos: 1.- cuando las personas levantan la voz en decir la verdad de las injusticias que existen, en muchas ocasiones las mismas autoridades pasadas han mandado a callar con amenazas de muerte, de quemar sus casas, de hacerle algún daño a su familia. Por temor, el pueblo no había expresado su inconformidad. 2.- muchas personas no acuden a poner su demanda con el ministerio público porque en muchas ocasiones no se les hace justicia, le dan tanta vuelta y termina en nada.
8.- Reforma educativa
En el contexto nacional se ha dado la reforma educativa, mucho se ha dividido la sociedad y el magisterio, unos en contra otros a favor. Respecto a este tema, nuestra palabra es la siguiente: hay que conocer la verdad, y la verdad nos hará libres. Invitamos a la sociedad en general a conocer la verdad de esa reforma, qué tanto nos ayuda y qué tanto nos perjudica. Si descubrimos que afecta gravemente los intereses de la sociedad y si se dejan sin seguridad laboral a los maestros y si se derogan derechos ya adquiridos, entonces estamos para defender el derecho y el beneficio de la sociedad y de los maestros; ante toda ley que afecte a la sociedad, se debe decir la verdad.
El Papa Benedicto XVI ha expresado que “LA IGLESIA NO PUEDE NI DEBE QUEDARSE AL MARGEN EN LA LUCHA POR LA JUSTICIA” (DCE 28)

Los Obispos de América latina expresaron en aparecida: “El Santo Padre nos ha recordado que la Iglesia está convocada a ser “abogada de la justicia y defensora de los pobres”. (DA 395)

Con todo esto, exigimos:

Ante el quinto mandamiento de Dios: NO MATRÁS, BASTA DE TANTOS ASESINATOS.
Ante el séptimo mandamiento de Dios: NO ROBARÁS, BASTA DE TANTOS ROBOS.
Ante el aumento de cantinas: EXIGIMOS EL CIERRE DE LAS CANTINAS.
Ante la venta de la mariguana y cocaína: EXIGIMOS UN ALTO A ESTA COMERCIALIZACIÓN DE ESTAS DROGAS
Ante las amenazas de los que exigen y buscan justicia, libertad, verdad y amor: EXIGIMOS LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y ALTO A LA INTIMIDACIÓN.
Ante la corrupción y la impunidad: EXIGIMOS QUE LAS AUTORIDADES EJERZAN BIEN SU SERVICIO, PARA ESO TIENEN UN SALARIO Y PIDIERON SER AUTORIDADES.

La paz debe estar fundamentada en la VERDAD, en la JUSTICIA, en la LIBERTAD y en el AMOR; de lo contario la palabra es vacía. (Jn. XXIII PT)

PUEBLO CREYENTE DE LA PARROQUIA SAN ANTONIO DE PADUA SIMOJOVEL










Fotos: Frayba

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.