22 feb. 2011

Comunicado de las Abejas de Acteal despues de la jornada de ayuno y oración

Organización de la Sociedad Civil Las Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Chenalho, Chiapas, México

22 de febrero, 2011

A todas las Organizaciones Sociales y Políticas
A todos los Defensores de los Derechos Humanos
A la prensa Nacional e Internacional
A la Sociedad Civil
A la Otra Campaña y
A la Opinión Pública

Hermanos y hermanas:

Los miembros de la Sociedad Civil Las Abejas nos encontramos reunidos en la Tierra Sagrada de Acteal para llevar a cabo una jornada de dos días de ayuno y oración por la paz. Esta acción naturalmente trae a nuestra memoria a nuestros hermanos y hermanas masacrados en este lugar el 22 de diciembre de 1997 mientras hacían lo mismo que estamos haciendo ahora: ayunar y orar por la paz. Pero en esta ocasión no solo nos unimos por la memoria a nuestros mártires de Acteal; también nos unimos en la solidaridad a otros hermanos y hermanas que han sido masacrados más recientemente en otras partes de nuestro país y especialmente unimos nuestro corazón al de quienes en días recientes han emprendido ayunos por la paz y la justicia, les decimos que escuchamos su llamado y que invitamos a otros a seguir juntando nuestros corazones. Nos unimos a quienes se niegan a olvidar la matanza de 16 jóvenes en Salvarcar, en Ciudad Juárez, Chihuahua, hace un año, a quienes exigen no dejar en la impunidad los asesinatos de muchas mujeres y hombres defensores de Derechos Humanos. Con esta acción pacífica y No-Violenta que estamos llevando a cabo nos solidarizamos también con la Campaña por la Defensa de la Vida que se inició el pasado 7 de febrero con una huelga de hambre realizada por la familia Reyes Salazar, el Frente Plural Ciudadano con el objetivo de exigir la inmediata presentación con vida de María Magdalena Reyes Salazar, Elías Reyes Salazar y su esposa Luisa Ornelas Soto. Junto con ellos exigimos el esclarecimiento del asesinato de la activista de Derechos Humanos Josefina Reyes Salazar, Rubén Reyes Salazar, Julio César Reyes Reyes. Esta valiente familia ha visto descargarse contra ella todo el terror de una violencia que los órganos de seguridad pública del estado nada más observan sin hacer nada para detenerla…tal como hicieron en Acteal el 22 de diciembre de 1997.

Con todos estos hermanos y hermanas nos une el dolor, nos une la sangre y la maldición de la impunidad. Pero también nos une la lucha y el no darnos por vencidos, nos une la esperanza y la fe que tenemos en que la no-violencia será más poderosa que la violencia.


Tal vez algunos piensen que lo que hoy está pasando en Chihuahua y en todo México es muy diferente a lo que pasó en Acteal y en Chiapas hace más de 10 años. Antes fue una guerra de contrainsurgencia, se decía que contra los “transgresores”; ahora se nos dice que es una guerra contra el crimen organizado. Bueno, ahora se nos dice que no es guerra, aunque hay más muertos que en los países donde sí hay guerra. Pero nosotros ya no creemos en lo que se nos dice, sino en lo que vemos y lo que vemos es que:

1.Lo mismo para resolver el problema de Chiapas que para resolver el problema del crimen organizado parece que el gobierno no tiene otra idea más que recurrir a las armas. En realidad, los poderosos, los políticos y gobernantes, sólo saben recurrir a la violencia para proteger su ambición, su plan de saqueo y robo al patrimonio de nuestra nación.

2.El gobierno dice ahora que el ejército es para defender al pueblo…Lo mismo decía en los campamentos de desplazados de Chenalhó cuando militarizó nuestro municipio después de la masacre de Acteal para imponer su contrainsurgencia.

3.Lo que hace crecer la violencia es la impunidad. Así lo hemos visto en Chiapas y así se está viendo en Chihuahua y en tantos otros lugares donde el gobierno saca a las calles al ejército dizque para garantizar la ley.

4.En todos los casos, en Chiapas, en Chihuahua y en el resto del país, el pueblo es el que sufre y el que pone los muertos, no los gobernantes. Acabamos de ver cómo Felipe Calderón vino a Chiapas a promover el turismo y a visitar la tumba de Jtotik Samuel (tal vez pensó que era una atracción turística) escoltado por tantos soldados que la gente pensaba que había estallado una nueva guerra en Chiapas.

Pareciera que la guerra de contrainsurgencia contra la lucha de los pueblos originarios en Chiapas, ya terminó, pero no es así. Tanta es la descomposición y la violencia en nuestro país gracias a los gobiernos corruptos y criminales que por eso ya no se habla tanto de lo que sigue pasando aquí. El gobierno es muy mañoso, su estrategia es hacer ver que como que no pasa nada. Pero queremos reiterar y reafirmar que la guerra en Chiapas continúa. La contrainsurgencia continúa con sus dos caras que en el fondo son lo mismo: el pan y el palo. El palo, o sea la represión abierta, la vemos contra nuestros compañeros y hermanos y hermanas de Mitzitón y de San Sebastián Bachajón que defienden su Tierra, Territorio y Recursos Naturales, son hostigados por los paramilitares protegidos por el mal gobierno de Juan Sabines Guerrero.

El pan, o sea las migajas de los programas del gobierno para comprar conciencias, lo vemos con nuestros mismos hermanos de Chenalhó que tristemente se han dejado engañar por el gobierno y se han dejado utilizar para que el mal gobierno siga su política de dividir a las organizaciones independientes y de confundir a la opinión pública. En la primera quincena de febrero por lo menos dos veces se publicaron en los periódicos de Chiapas (que no tienen ninguna ética profesional y que sólo publican lo que les dice el gobierno) noticias que dicen que “Las Abejas” se reunieron con las autoridades para recibir sus apoyos; una vez con la Jurisdicción Sanitaria de San Cristóbal y otra con el presidente municipal de Chenalhó.

La sociedad civil organizada y en lucha tiene en su conocimiento que en el año de 2008 un grupo de compañeros nuestros se separaron de nuestra Organización Las Abejas, por buscar el “desarrollo” como le llaman a los apoyos del gobierno. Pero como lo denunciamos en su momento oportuno, que este grupo ya no pertenece a Las Abejas y dijimos que en ningún momento pueden ya hablar en nombre de la Organización Las Abejas. Pero, esta división es parte de la guerra de contrainsurgencia y lo que busca el mal gobierno es callar la voz y pisotear la justicia de la masacre de Acteal

Para que se vea claro hasta dónde llega el cinismo y las mentiras del gobierno y hasta dónde nuestros hermanos se dejan manipular, vamos a citar las palabras del señor Martín Cruz Aguilar presidente priísta de Chenalhó que declaró:

“Nuestro gobernador ha sido el claro ejemplo de un buen gobierno que trabaja para todos sin distingo de clase social, política o de credo… reunificando los diversos sectores y grupos políticos que por algún tiempo se desviaron de la vida constitucional, Las Abejas…” (Periódico de Chiapas, La Voz del Sureste, 14/02/11).

O sea que Las Abejas que se negaron siempre a tomar las armas, que fueron despojadas de sus pertenencias, desplazadas y masacradas; que después de esto se negaron a la venganza y que siempre buscaron la justicia por las vías legales, estuvieron según el presidente de Chenalhó, ”fuera del orden constitucional”. En cambio el PRI, el partido del señor Martín Cruz que armó, formó y protegió los paramilitares es junto con el señor gobernador (que dice que es del PRD pero que en el tiempo que fue la masacre de Acteal era del PRI) el defensor del “orden constitucional” y el benefactor y reunificador de nuestro municipio. ¡Con razón dice la palabra de Dios: no sean como los que gobiernan a las naciones: primero las explotan como si fueran los propietarios de todo y después todavía se hacen llamar benefactores!

Pero nosotros por eso no ponemos nuestra confianza ni en las armas, ni en los gobernantes, ni en sus apoyos. Pero nosotros, nuestra fuerza es la verdad, nuestras armas son la sabiduría y el ayuno y la oración. Nuestra fuerza está en nuestras raíces: las tradiciones mayas y la palabra de Dios.

Por eso nosotros y nosotras hemos decidido actuar para apagar el infierno, así como los gemelos Hunahpu e Ixbalanque del Popol Vuh cuando vieron tanta injusticia y la impunidad que existía por la muerte de sus padres asesinados por los señores de Xibalba, decidieron bajar al inframundo al juego de pelota contra los Amos del infierno. A pesar de tantas pruebas, trampas y traiciones hacia los gemelos lograron, gracias a su sabiduría y humildad, acabar con los señores de Xibalba y así hicieron nacer la justicia.

Y al iniciar nuestro ayuno leímos estas palabras del Evangelio: “Esta clase de demonios no sale mas que a fuerza de ayuno y oración” (Mc. 9, 29). Y esta clase de demonios entendemos que se refiere a los demonios de la violencia, la impunidad, la mentira y la injusticia que ahora andan sueltos en México dejando por todos lados dolor y desesperanza.

Esos demonios pueden ser vencidos, como dice la palabra de Dios, por el ayuno y la oración. Pero también sabemos que no basta rezar, que hay que pasar a la acción. Hoy les decimos al mundo, que nosotros y nosotras la Organización de la Sociedad Civil “Las Abejas”, ¡Sí! Le entramos a la acción para darle fin a este infierno. Por qué sí entendemos qué es el dolor. Debemos seguir despertando conciencias, venciendo miedos, tejiendo redes. Debemos denunciar, exigir y presionar al gobierno.

Nuestra acción pacífica y No-Violenta es para pedirle a Dios Padre-Madre que nos dé sabiduría y que nos conmueva a todos lo mexicanos y mexicanas. Si hoy termina nuestra jornada de oración y ayuno por nuestros hermanos y hermanas de Ciudad Juárez, Chihuahua, no se acaba hoy como ya lo dijimos, esto va a seguir en cada una de nuestras comunidades miembros de Las Abejas, porque si la muerte no descansa, no duerme; tampoco debemos descansar quienes estamos por la vida.

Desde esta Tierra Sagrada que ha sido regada con la sangre de nuestros hermanos elevamos nuestra voz con los siguientes mensajes:

1.A todos los mexicanos y mexicanas que no se quedan callados y que están luchando contra la violencia que quiere ahogarnos en sangre y en silencio, les decimos que la solidaridad se está tejiendo del norte hasta el sur de nuestra patria, que las iniciativas de paz, aunque parezcan ahora pequeñas son como la semilla que seguirá creciendo hasta dar su fruto.

2.Enviamos un saludo muy especial a la valiente familia Reyes Salazar; les decimos que no están solos, que cientos de Abejas han ayunado con ustedes estos dos días, en Acteal o en sus propias comunidades los que no pudieron venir; les decimos que así como la masacre y el terror no han callado la voz de Las Abejas, la voz de Josefina y de su familia no será callada, se ha escuchado hasta las montañas de Chiapas y su clamor de justicia se eleva hasta el cielo.

3.En el marco de nuestra acción contra la guerra y por la vida, nos unimos a la demanda y exigencia de la libertad de los 10 compañeros de Bachajon entre ellos un menor de edad y un compañero con discapacidad mental, detenidos el pasado 2 febrero por defender su derecho a la Tierra, Territorio y Recursos Naturales.

4.A los malos gobiernos de Felipe Calderón y de Juan Sabines les decimos que aunque pongan su confianza en sus carros de guerra y en sus programas de apoyos y contrainsurgencia, sin el apoyo real del pueblo no son nada. La verdad y la justicia brillarán a la larga y todas sus violencias y sus mentiras quedarán al descubierto.


¡¡¡NO EN NUESTRO NOMBRE LA INUTIL GUERRA DE FELIPE CALDERON!!!
¡¡¡NO MÁS MASACRES EN MEXICO COMO LAS DE ACTEAL Y SALVARCAR!!!
¡¡¡CASTIGO A LOS PARAMILITARES DE MITZITON!!!
¡¡¡LIBERACIÓN INMEDIATA E INCONDICIONAL A LOS COMPAÑEROS DE LA OTRA CAMPAÑA DE SAN SEBASTIÁN, BACHAJÓN!!!


Atentamente
La voz de la Organización de la Sociedad Civil “Las Abejas”

Por la Mesa Directiva:


Mariano Pérez Vázquez



José Ramón Vázquez Entzín
Victorio Pérez Paciencia

Macario Arias Gómez

Mariano Pérez Sántiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.