2 feb. 2010

Alberto Patishtán Gómez, denuncia ante la opinión publica lo que padezco y carezco de toda atención de mi enfermedad de la vista

A la opinión publica a los medios de comunicación nacional e internacional
A los medios alternativos a los adherentes a la otra campaña
A las sexta internacional
A las organizaciones independientes a los defensores de los derechos humanos no ONG.

Preso político Alberto Paquistaní Gómez de la voz del ámate, adherente a la otra campaña EZLN, es recluido en penal número 5 de San Cristóbal de las casas Chiapas.

Desde ese penal en donde me encuentro cautivo injustamente por le sistema de injusticia, un penal en donde parece un sin numero de enfermedades curables e incurables de los propios internos en la q se vislumbra la falta de atención médica y otros; Alberto Patishtán Gómez, denuncia ante la opinión publica lo que padezco y carezco de toda atención de mi enfermedad de vista, hace un par de semanas se tomo un análisis al respecto pero tramites burocráticos ha acarreado un rezago total de mi vista por lo tanto hoy sufro un 70 % de mi falta de visualidad de mi ojo derecho por lo que exijo ente el gobernador Juan Jaime Sabines Guerrero su intervención inmediata a la causa, caso contrario responsabilizo la perdida de mi vista total, por otro lado sigo exigiendo mi libertades y nuestras libertades incondicionales como ya sabrá el gobierno que somos inocentes.

De ante mano invitamos al pueblo organizado a seguir defendiendo y solidarizándose con en nuestras demandas de libertad y justicia, ya basta de engaños y de persecuciones ante el pueblo.

Fraternalmente
Alberto Patishtán Gómez y Rosario Díaz Méndez,
a 02 de Febrero del 2010
penal numero 5

1 comentario:

  1. EN MI OPINION SERIA BUENO QUE EGOBERNADOR PUSIERA MAS ATENCION A LOS CENTRO DE REINSERCION SOCIAL, PARA LA MEJOR ATENCION DE TODOS LOS INTERNOS DEL ESTADO. YA QUE COMO LO MENCIONA EL INT: ALBERTO PATISHTAN GOMEZ, ES NECESARIO QUE LES BRINDE MEJORES INSTALACION.

    ResponderEliminar

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.