20 jun. 2013

Jornada de oración por la #LibertadPatishtan en Chiapas.

Carta de Patishtán: 
Penal No. 5 San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 19 de junio del 2013.
Hermanos, Hermanas, hermanitos y hermanitas del pueblo de Dios, por este medio aprovecho enviarles mis saludos fraternos, así también pido a Dios a que sigan adelante en proclamar la buena nueva del reino de Dios.
Hermanos, solo me resta decirles gracias y muchas gracias por este acompañamiento que me brinda en exigir justicia por los 13 años de encarcelamiento injusto. Un día como hoy del año 2000 fui aprehendido violentamente en manos de las autoridades judiciales, claro que sí ordenados por los malos gobiernos, el motivo de mi aprehensión es porque estuve al lado de los pobres oprimidos, los hambrientos y a los in nada, junto a ellos salí al frente alzando la voz en decir ya basta, esto le decía al presidente municipal autoritario Manuel Gómez Ruiz, esta persona mencionada al no encontrarme el modo de callarme aprovechó la desgracia ocurrida del día 12 de junio echándome a mí la culpa de todo.
Hermanos no me arrepiento de haber ayudado a mis hermanos pobres, sino al contrario me siento feliz de haber cumplido un poquito de mi deber y no como una obligación. Hermanos todos ustedes son Cirineos, Cirineo en aquel tiempo ayudó a llevar la cruz de Jesús, un Jesús que ya estaba cansado, desfigurado, etc. Pero con la ayuda de este hombre Jesús llegó a la meta. Pueblos de Dios hoy igual me siento, me siento con fuerzas y mi cruz que llevo la siento liviano y sé que llegaré al triunfo en unión de todos ustedes.
Bien hermanos, sigan firmes en la fe, la esperanza y en el amo que aún nos queda en hacer algo y ese algo es la esperanza que muchos esperamos.
Hasta pronto, Dios los bendiga.

Juan 8, 32 La Verdad nos hará libres.
FRATERNALMENTE
Su hermano en Cristo Jesús
Alberto Patishtan Gómez (firma)

 Jornada de oración por la #LibertadPatishtan 19 de junio del 2013:






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.