2 oct. 2010

2 de Octubre, No se Olvida!!!

Boletín informativo de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales, Campus III de la UNACH en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

A los medios de comunicación estatal y nacional
A las organizaciones sociales y populares
A los Centros Defensores de los Derechos Humanos
Al pueblo en general

La masacre perpetrada por el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz el 02 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, Tlatelolco, cumple ya 42 años de injusticia e impunidad por el asesinato de cientos de jóvenes y estudiantes que se encontraban reunidos en ese momento. Los autores materiales (policías, ejército, guardias blancas) e intelectuales (Luis Echeverría y Díaz Ordaz) que jamás pisaron la cárcel, dejaron un saldo de más de 400 asesinados, centenares de desaparecidos, más de 800 encarcelados y más de mil heridos. En esta acción conjunta emprendida por el gobierno mexicano y los servicios de inteligencia militar estadounidense dieron como resultado este crimen de lesa humanidad.

Como ha sido siempre, la política de Estado consiste en la creación de grupos de paramilitares, provocadores y guardias blancas; y en ese tiempo, la actuación del “Batallón Olimpia” tuvo un papel estratégico al internarse entre la multitud de manifestantes y desde ahí, llegadas las órdenes, comenzaron a disparar en contra de quienes se encontraban ahí. Su finalidad fue desvirtuar la realidad, y con ello, justificar la entrada del ejército para poner fin a las manifestaciones de estudiantes, de organizaciones sociales y populares.

A 42 años de la masacre de Tlatelolco, el actuar del Estado mexicano ha sido la represión constante en contra de quienes levantan su voz para clamar por la justica y el acceso a una vida digna. Además de contener el descontento social por medio de una supuesta guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, que no es más que un pretexto para mantener a las fuerzas armadas y policíacas en las calles y que a la fecha ha arrojado un saldo de más de 30 000 (treinta mil) muertos, centenares de desaparecidos y miles de heridos. Así como la constante violación de los derechos humanos por parte del gobierno mexicano.
La política del gobierno es la explotación y el despojo de los recursos naturales para beneficio de los intereses capitalistas dejando a miles de pueblos y comunidades en la pobreza y en la miseria. Mientras tanto en las ciudades las necesidades primordiales se acrecientan y el desalojo es práctica común como el caso de los electricistas del SME y los mineros de Cananea.

Dentro de estos procesos acelerados de privatización dentro de las políticas neoliberales, se encuentra la “reubicación” de los locatarios y vendedores del Mercado José Castillo Tielemans de San Cristóbal de la Casas, además de la construcción de centros comerciales afectando directamente a la población como el caso del Estadio deportivo de futbol y beisbol de esta ciudad y forma parte de los intereses empresariales que despoja a los ciudadanos de sus legítimos derechos constitucionales.

A la par de la criminalización de la lucha y protesta social se intensifican las agresiones de los grupos de paramilitares asediando y asesinando a quienes se organizan y luchan, estos grupos gozan del respaldo de las autoridades municipales, estatales y federales, como está pasando en San Juan Copala, Oaxaca y en la comunidad de Mitzitón, en el Estado de Chiapas.

Así también el recorte al presupuesto a la educación y la imposición de un modelo de educación por competencias se intensifican las etapas de privatización de la educación, -proceso que ha venido dándose a pasos acelerados- que no favorecerá a toda aquella persona que intente ingresar a los estudios de nivel superior; en un sentido estricto, significa la anulación del acceso a la educación gratuita.

En este mismo sentido las condiciones de devastación provocada por las lluvias, los deslaves y las inundaciones son utilizadas mediáticamente para justificar los planes empresariales de la construcción de más ciudades rurales que no solucionan el problema de la pobreza y la miseria y son, ante todo, un permanente estado de sitio.

Por esta razón, y debido a que la política de Estado no ha cambiado en nada y que el actual gobierno de Felipe Calderón sigue desarrollando la guerra de baja intensidad y de exterminio de los pueblos organizados, los estudiantes y el pueblo de México no tenemos por qué quedarnos callados y sumisos ante una situación de dominio y control social, basado en un discurso de guerra contra el “narcotráfico” y la “delincuencia organizada”, de “desarrollo” y “vida mejor”.

Por lo tanto, nosotros como estudiantes y como pueblo mexicano saldremos este sábado 02 de octubre de 2010 a manifestarnos con una marcha por las calles de la ciudad de San Cristóbal de las Casas a partir de las 4 de la tarde haciendo uso de nuestro legítimo derecho a la manifestación como lo ejerce el Artículo 9° constitucional. Así mismo hacemos responsables de cualquier incidente, agresión u hostigamiento, durante y después de la marcha, al gobierno federal de Felipe Calderón, a Juan Sabines Guerrero como gobernador del Estado y a Mariano Díaz Ochoa presidente municipal.

¡02 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA!
¡NI PERDÓN NI OLVIDO, A LOS RESPONSABLES CASTIGO!
¡PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS DESAPARECIDOS!
¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!

Facultad de Ciencias Sociales, a 02 de octubre de 2010
SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS, MEXICO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es de suma importancia saber de tu palabra ya que con ella se enriquece nuestro corazón.